Volvo o Scania ¿Qué camión es mejor? Noticia con vídeos

VOLVOSCANIA

Dentro del sector del transportista el debate sobre quién es el mejor fabricante sueco de camiones, Volvo o Scania, existe prácticamente desde que comenzaron a fabricarlos a inicios del siglo XX. Pero la respuesta a cuáles son los mejores vehículos pesados, los Scania o los Volvo, es tan comprometida como cuando de pequeño te preguntaban ¿a quién quieres más? ¿a papá o a mamá? Nuestra respuesta es clara: depende.

Al igual que sucede con los turismos, es difícil –si no imposible- determinar quién es el mejor fabricante. Y es siempre el usuario final quién ha de decidir qué le gusta más, y por qué. Pero vamos a buscar los factores que pueden ayudarnos a determinar esa decisión.

Potencia o precio son criterios que pueden resultar ciertamente objetivos. Pero siempre influyen otros factores, como el prestigio histórico de cada marca, la línea de diseño de sus vehículos, la comodidad en la conducción, la fiabilidad y el coste de mantenimiento, o el consumo… Factores que en un sector profesional, como es el del transporte, cobran una relevancia mucho mayor que cuando hablamos de turismos, donde casi todo se reduce a diseño y potencia.

Modelo R 500 de Scania
Si lo que queremos es comparar vehículos, podría decirse que el Volvo FH 500 y el Scania R 500 son dos de los buques insignia de ambas compañías, y de los que es fácil encontrar análisis y pruebas de conducción en medios especializados.

Volvo FH, buque insignia de la marca en largo recorrido
Fiabilidad es igual a rentabilidad

Si hay un asunto que preocupa a un profesional del transporte es sin duda el de las averías. Contar con un vehículo fiable, y cuyo adecuado mantenimiento sea suficientemente asequible es clave a la hora de elegir un vehículo industrial. Una sucesión de averías no sólo puede afectar negativamente al bolsillo del propietario, que tiene que repararlas, sino que en el sector del Transporte es casi tan costoso o más el trabajo perdido que puede causar una avería. Sobre todo en el caso de los transportistas autónomos.

En este sentido la fama de los Volvo viene de lejos. La marca sueca lleva años lanzando al mercado camiones muy fiables. Es cierto que el mantenimiento puede ser algo más caro que en el caso de los Scania. Pero la fiabilidad de los Volvo hace que estos vehículos mantengan precios más altos en el mercado de segunda mano, lo que siempre es una referencia óptima a la hora de valorar cuáles son los camiones que tienen una mayor vida útil.

Scania, por su parte, y como directa competidora, se ha “puesto las pilas” y, tras unos años más rezagada en este sentido, ha apostado muy fuerte por sacar al mercado motores muy resistentes, donde además apuestan por la aplicación de las últimas tecnologías para exprimir la potencia de los mismos sin dejar a un lado el respeto del medio ambiente y la durabilidad de sus componentes.

Consumo, el punto clave para exprimir cada kilómetro

Este es otro de los puntos a tener en cuenta si queremos que el vehículo que vamos a adquirir rentabilice no sólo el desembolso realizado, sino también la labor del transportista, que realizará cientos de miles de kilómetros con este vehículo. Los gastos en combustible de un transportista profesional pueden parecerle astronómicos al conductor de un turismo. Pero es lo que supone mover todas esas toneladas. De ahí la lógica e histórica reivindicación del sector transportista pidiendo un combustible profesional.

Lo importante es que las nuevas gamas de motores de Scania y Volvo sorprenden por su efectividad. Pese a la dificultad de adaptarse a las nuevas normativas Euro 6 en materia de contaminación, los nuevos motores de ambas marcas se descubren como más ecológicos y prácticamente igual de potentes. Los nuevos camiones contaminan mucho menos y siguen manteniendo unas cifras de consumo realmente austeras.

Prestigio, marca y diseño de los Scania – Volvo

Tal y como ocurre con los turismos, los camioneros también tienen sus propios gustos por un tipo de diseño u otro. Y cada conductor o empresario desarrolla una mayor o menor fidelidad o afinidad por diferentes marcas. Este es otro de los puntos en los que quizá Volvo puede considerarse un punto por encima. Pese a que son marcas con precios de mercado muy similares, lo cierto es que Volvo sigue considerándose una marca “premium” (algo en lo que también influye su citada fiabilidad). En cuanto al diseño, como siempre es cuestión de gustos. La sobriedad y elegancia de las cabinas Volvo contrasta con la agresividad y estilo de la nueva serie R de Scania.

Pero si hablamos de prestigio, la nueva serie S de Scania acaba de llevarse a sus vitrinas el “International Truck of the Year” 2017. Galardón otorgado el pasado mes de septiembre por un jurado que forman 25 periodistas líderes de la prensa profesional europea. “Este premio es el reconocimiento del sector al excelente trabajo que realizan todos nuestros ingenieros y la organización de Scania al completo”, declaraba al respecto Henrik Henriksson, presidente y CEO de la marca.

Habitabilidad y productividad

Si eres transportista sabes que el sueño ochentero de atravesar el continente al volante de un Ferrari Testarossa con una rubia a tu lado es sólo eso, un sueño. Ni tu trasero, ni tu espalda, ni tampoco la rubia aguantarían más de 500 kilómetros sentados en un coche tan bonito como incómodo. La importancia de la comodidad y habitabilidad de la cabina de un camión es primordial. No se trata tan sólo de tener un asiento ergonómico y unos mandos adaptados y accesibles -que también-. Se trata de un habitáculo donde los camioneros pasan gran parte de su vida: duermen, comen, se relajan… Es la única manera de aguantar viajes de largo recorrido sin que la salud del profesional del transporte acabe resentida.

Afortunadamente, la era de la rigidez y la austeridad en las cabinas que soportaban los camioneros hace tiempo que pasó. A día de hoy, todos los fabricantes tienen en el mercado cabinas con todas las comodidades: camas y litera, neveras, cafeteras, mesas y asientos desplegables, armarios de almacenamiento… todas las soluciones habitacionales que necesita un profesional de la carretera para vivir en su vehículo durante largos espacios de tiempo.

Aquí te dejamos ejemplos de ambas marcas. Tanto las cabinas “diseñadas para el conductor” del Volvo FH 500…

…como las soluciones para “la vida en la cabina” que ofrecen los Scania de la serie R:

Motor, potencia y especificaciones

Hablar de potencia como un punto de diferenciación entre marcas es algo absurdo. Tanto Scania como Volvo y el resto de fabricantes sacan al mercado vehículos adaptados a cada necesidad de transporte, por lo que es fácil encontrar todo tipo de potencias equivalentes en cada marca.

Sí hay un punto que diferencia a Scania de la mayoría de fabricantes es que, además de los motores en línea, continúa montando motores V8 en su línea de camiones de larga distancia. Un clásico, actualizado a las actuales normativas medioambientales y exigencias de consumo, que sigue conquistando a muchos transportistas por su par motor y rendimiento máximo.

Por su parte, Volvo destaca en su gama de vehículos por montar su caja de cambios automática I-Shift, combinada con el doble embrague ‘made in Volvo’. Una exclusividad de la marca que es la envidia del sector y que permite mantener la potencia en los cambios de marcha, debido a que el par motor no desciende. Además, la línea FH de Volvo ha sido la primera que ofrece la suspensión delantera independiente (IFS), permitiendo una conducción similar a la de un turismo. Estas son sólo algunas similitudes y diferencias entre Scania y Volvo.

terranea.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte