Rosa Valdeón dimite de forma “irrevocable”

La política zamorana presenta su dimisión después de haber sido ‘cazada’ la tarde del viernes por la Guardia Civil triplicando la tasa de alcohol permitida al volante. Unos hechos que ha reconocido, pero que achaca a haberse tomado ansiolíticos y un par de cañas.

La vicepresidenta y portavoz de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha anunciado a última hora de este sábado su dimisión. Hace unas horas compareció ante los medios de comunicación para dar explicaciones del incidente que sufrió el viernes cuando conducía su coche y sufrió un impacto al adelantar a un camión, antes de ser detenida por la Guardia Civil y dar positivo triplicando la tasa de alcohol permitida.

No obstante, en su primera comparencia no anunció su dimisión, sino que dijo que antes de anunciar ninguna decisión quería hablar personalmente con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para que conociera en persona su versión, si bien adelantó: “Voy a ser coherente con lo que he dicho siempre”.

Finalmente, la política, médico de profesión, presentó su renuncia “con carácter irrevocable” al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, tras el incidente de tráfico que sufrió el viernes cuando conducía con una tasa de alcoholemia superior a la permitida, según informó el Gobierno autonómico en un comunicado, que explica que esta decisión se basa en el deseo de la vicepresidenta de que este episodio “no perjudique el normal funcionamiento del Gobierno de la Comunidad”.

La decisión, que había insinuado ya ante los medios de comunicación, se produce después de una reunión que mantuvo la hasta hoy vicepresidenta con el propio Herrera en el que le explicó lo sucedido y le hizo ver la coherencia de este paso con su trayectoria política. “He defendido siempre que los políticos tenemos un deber de ejemplaridad, y por eso estoy aquí. Lo asumo perfectamente. Ahí he sido muy clara en otras ocasiones. A veces recibes apoyos de personas, que dicen que qué tiene que ver la vida personal con la política, pero no es eso. Yo puedo entender o consolarme, o intentar que humanamente me entiendan, pero el error lo asumo. Lo tengo que asumir”, había expresado en una rueda de prensa anterior a la reunión con el presidente.

En ese encuentro con los medios, la última como vicepresidenta, Valdeón reconoció que ha sido “uno de los peores días” de su vida, pidió disculpas por “el error o la imprudencia” y lamentó lo ocurrido “por Herrera, por su proyecto político y por los compañeros de Gobierno”.

En este sentido, achacó lo sucedido a una mezcla de sueño, dada las pocas horas que había dormido, a dos cervezas que tomó durante el viaje y el efecto potenciador de un ansiolítico que estaba tomando para dormir, en unos momentos personales de fuerte estres por su actividad en la Junta de Castilla y León y por una situación familiar compleja. Sin embargo, insistió en que nunca fue consciente ni de haber golpeado al camión, ni de conducir cansada o con sueño, al tiempo que insinuó en varios momentos que el incidente podría haberle costado la vida.

Fuente: ileon.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte