Volvo Trucks realiza pruebas de conducción autónoma con un Volvo FMX

 

Volvo Trucks vuelve a dar un paso más en el desarrollo de vehículos autónomos. A lo largo del próximo año y medio, camiones Volvo FMX sin conductor serán puestos a prueba en trabajos cotidianos en una mina en Kristineberg, Suecia. El propósito es examinar cómo esta tecnología puede contribuir a un transporte seguro y más productivo en áreas geográficamente limitadas. El canal de YouTube Volvo Group muestra un ejemplo del buen desempeño de estos camiones trabajando en condiciones complicadas.

“El desarrollo de vehículos autónomos está entrando en una fase nueva. Es la primera vez que se prueban camiones sin conductor en operaciones regulares en el subsuelo, y los resultados nos ofrecerán una valiosa información que nos ayudará en nuestra continua misión de transformar los avances tecnológicos en beneficios prácticos para nuestros clientes”, explica Claes Nilsson, Presidente de Volvo Trucks.

Cuando Volvo Trucks mostró su Volvo FMX sin conductor hace unos meses, atrajo gran interés en el sector. El proyecto de I+D del que este camión forma parte demuestra que la conducción autónoma puede ayudar significativamente al transporte en términos de eficiencia y productividad. Especialmente en minas, puertos y otras áreas geográficamente limitadas y entornos controlados en los que existe una gran proporción de repetición en la conducción.

A 1.000 metros bajo tierra

Ha llegado el momento de probar el funcionamiento de esta tecnología en situaciones reales. La prueba tuvo lugar en Kristineberg, al norte de Suecia. Aquí será donde el primer camión Volvo FMX sin conductor comenzará a operar, este otoño. A lo largo del año que viene las operaciones irán creciendo y se añadirán otros 3 vehículos de este tipo.

Sistema basado en componentes standard

Los vehículos utilizados en la mina son Volvo FMX fabricados en serie pero equipados con nuevas funcionalidades. Entre otros, incluyen un sistema de sensores basados en láser y radares. Este sistema en principio se utiliza para monitorizar la geometría de la mina y para generar el mapa de ruta que el seguirá el camión. La información recopilada se empleará para regular la dirección, cambio de marchas y velocidad del camión. En cada nuevo viaje los sensores se utilizan de manera continua para escanear el área y optimizar tanto las operaciones como la ruta.

Logística optimizada para una mayor productividad

La tecnología empleada en los camiones autónomos permite optimizar la logística en la mina de una manera completamente distinta a como es en la actualidad. Estos vehículos pueden trabajar continuamente, y gracias a la planificación precisa de su ruta y su velocidad constante, no se originan atascos y es posible acortar los tiempos de carga y descarga. Cuando se provocan explosiones controladas en la mina, los conductores generalmente deben esperar a que se ventile la galería antes de poder volver a cargar el mineral. Con los camiones sin conductor, se eliminan estas restricciones. Esto significa que cada camión se puede utilizar de manera más eficiente y hacer más viajes por turno. De esta forma los vehículos se convierten en una parte integral del conjunto de producción de la mina. Un transporte más fluido y velocidades constantes también se traducen en un menor consumo de combustible y menos desgaste.

La seguridad es la prioridad

Un camión autónomo debe ser, al menos, tan seguro y fiable como uno conducido manualmente. Si apareciera un obstáculo cerca del camión, éste para automáticamente y se alerta al centro de control de transporte. De los seis sensores incluidos en el sistema, siempre hay dos que monitorizan la misma parte de los alrededores del camión. Si hubiera algún fallo en el vehículo, se puede trabajar de manera remota desde el centro de control de transporte.

Camiones autónomos- más allá de los vehículos sin conductor.

Las pruebas en las que están involucrados camiones sin conductor forman parte de numerosos proyectos de I+D en los que Volvo está analizando el alcance la fabricación de camiones más autónomos. Muchos de los sistemas que se encuentran en los camiones Volvo actuales, como por ejemplo el Control de Crucero Adaptativo (ACC) trabajan por el mismo objetivo. Gracias a la rapidez con la que se mueve el desarrollo tecnológico, el mercado verá cada vez más soluciones que ofrezcan mayores grados de ayuda al conductor. La conducción autónoma en camiones puede convertirse gradualmente en un importante complemento en los trabajos en minas, por ejemplo, pero para rutas en carreteras convencionales, el conductor seguirá teniendo el papel principal.

Un video explica las diferentes oportunidades asociadas a la conducción autónoma

El canal de Youtube de Volvo Group muestra una nueva película, grabada en la mina de Kristineberg, que enseña cómo los camiones autónomos trabajan en este escenario. La web también contiene material adicional donde se entrevista a especialistas en conducción autónoma de Volvo.

Fuente: volvotrucks.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte