Adiós al leonés del “imperio Coronita”

El empresario Antonino Fernández, emigrado a México desde su Cerezales del Condado natal, ha fallecido en el país azteca.

León se queda desde hoy con uno de sus empresarios natales más conocidos, por estar detrás de la mundialmente conocida cerveza Coronita del Grupo Modelo, y más benefactores con su provincia natal. Se trata de Antonino Fernández Rodríguez, nacido en 1917 en la localidad de Cerezales del Condado, en cuya fundación a su nombre y el de su esposa, Fundación Antonino y Cinia, hoy se lamenta de manera muy especial su pérdida.

Su muerte tuvo lugar este miércoles en México, donde residía, a los 98 años según confirmaron a Ical fuentes próximas a la familia. Con esta pérdida, se va uno de los grandes impulsores de este grupo cervecero conocido a nivel mundial, así como un referente en la localidad leonesa de donde era natural, y donde había puesto mucho empeño y dedicación con la apertura hace casi una década de la Fundación Cerezales ‘Antonino y Cinia’ en su lugar de nacimiento.

El empresario bajo la sombra de un pendón en Cerezales del Condado en 2006. / Peio García / ICAL

El empresario bajo la sombra de un pendón en Cerezales del Condado en 2.006/Peio García/ ICAL

Antonino Fernández fue el hijo número 11 de una familia de 13 hijos y se casó durante prácticamente sesenta años con Cinia González Diez. En 1949 emigró a México, entrando en el Grupo Modelo en 1949, donde comenzó como empleado del almacén. Tras varias ascensiones, acabó en el puesto de administrador general. Durante los casi sesenta años de su trayectoria en Grupo Modelo, Antonino fue el responsable de realizar importantes innovaciones en la producción y organización, y por lo tanto alma mater del mundial conocimiento de esta marca.

En 1971 acabó siendo nombrado presidente del Consejo de Administración y director general de Grupo Modelo y siguió hasta 1997, así como presidente del Consejo de Administración hasta 2005. Desde entonces es presidente honorario vitalicio del Grupo. También creó sus propias compañías, como Nueva Fábrica Nacional de Vidrio, Cebadas y Maltas, Inamex de Cerveza y Malta, Compañía Cervecera del Trópico e Industria Vidriera del Potosí.

Por su labor empresarial y filantrópica, Fernández ha sido premiado con numerosos reconocimientos honorarios, como cuando el Rey Juan Carlos I de España le nombró caballero gran cruz de la Orden de Isabel la Católica. En 2006 recibió un importante homenaje institucional en la provincia leonesa, después de lo cual convirtió en realidad la Fundación Antonino y Cinia que ha convertido a su localidad natal, Cerezales del Condado, en un referente cultural de la provincia en el ámbito rural, todo un mérito.

Fuente: ileon.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte