120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera T2O

Fallece un joven de 21 años atrapado en un camión de la basura

Faltaban pocos minutos para las diez de la mañana y los lugareños y visitantes que disfrutaban de su desayuno en la terraza de uno de los bares de la Plaza Ricardo García, en Torrecilla, fueron los primeros en alertar del accidente laboral del que estaban siendo testigos. El joven operario de Urbaser que se encargaba de enganchar los contenedores de residuos urbanos en el camión de recogida había quedado atrapado por este sistema mecánico. Avisaron inmediatamente al compañero encargado de conducir el camión de Urbaser y lograron que en pocos minutos acudiese al lugar de los hechos el médico de la localidad camerana, ya que el centro de salud se encontraba a pocos metros de la plaza.

Pero nada se pudo hacer ya por la vida del operario, un joven de 21 años –la semana próxima habría cumplido los 22– que residía en la localidad de Villamediana con sus padres. Se da la circunstancia de que el padre del fallecido trabaja también en Urbaser, aunque como conductor de camión. Un sacerdote de la localidad también fue avisado del accidente y fue el encargado de la extrema unción del joven accidentado.

El operario quedó semiatrapado por el acceso mecánico al depósito del camión donde se vuelcan los residuos de los contenedores y que, al parecer, en ese modelo concreto de camión, solo puede activarse desde la parte posterior del vehículo.

«Ha sido algo muy rápido», explicó ayer el alcalde de Torrecilla, Sergio Martínez. «Hoy es un día de duelo por el fallecimiento de una persona joven y un momento para acompañar la familia», explicaba. El Ayuntamiento decidió ayer suspender todos los actos festivos y lúdicos programados para la jornada. Según Martínez, el suceso conmocionó al municipio camerano, que este mes de agosto multiplica su población con turistas y nativos que vuelven a su casas. «Ha sido en el centro del pueblo y pronto se ha conocido la triste noticia», precisó.

El Centro de Coordinación de SOS Rioja envió hasta Torrecilla a una dotación de bomberos, a efectivos de la Guardia Civil y, una vez conocido el fatal desenlace, también a un equipo de atención psicosocial para arropar y confortar a los familiares del joven operario.

Calles cortadas y funeraria

Su cuerpo permaneció varias horas tendido junto al camión hasta que llegaron los servicios funerarios. Mientras tanto, varias calles de la localidad se cortaron al tráfico y los responsables de la empresa Urbaser, personados en el lugar de los hechos, mantuvieron reuniones en el interior del cercano centro de salud. Finalmente, hacia la una de la tarde, el cuerpo fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de La Rioja para que le fuera realizada la preceptiva autopsia.

Rubén Gutiérrez, alcalde de Villamediana de Iregua, confirmó ayer que el fallecido residía con sus padres en esta localidad próxima a Logroño y que no tenía hermanos. «Era un joven querido, que tenía su cuadrilla en el pueblo», recordaba tras lamentar el fatal desenlace del accidente laboral que se había producido en Torrecilla en Cameros. La familia, aunque no es originaria de Villamediana, sí lleva muchos años residiendo en este municipio.

Fuente: elcorreo.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte