Los actores Alberto López y Alfonso Sánchez protagonizan un vídeo con consejos para prevenir el cansancio al volante

Los actores Alberto López y Alfonso Sánchez protagonizan el vídeo de la campaña el vídeo de la campaña ‘Un refresco, tu mejor combustible’ con consejos “en clave de humor” para prevenir el cansancio al volante, uno de los principales riesgos para la seguridad vial, especialmente en trayectos largos como los de quienes viajan en coche hasta el lugar de destino vacacional.

La campaña, impulsada por RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) con el apoyo de la DGT, incide en la importancia de que el conductor del vehículo se mantenga hidratado y realice ejercicios de estiramiento para “reducir el cansancio y mejorar las condiciones para conducir”.

Entre los consejos, figuran también conducir habiendo descansado al menos 7 horas, ajustar bien el asiento y los elementos del vehículo para viajar de forma cómoda, parar cada dos horas o 200 kilómetros y no tratar de “recuperar el tiempo perdido” tras un atasco. “Lo importante es llegar y llegar bien”, subrayan los responsables de la campaña. Además, previenen contra la tentación de “bajar la guardia” en los kilómetros finales de un trayecto largo porque, según sostienen, “muchos accidentes se producen en esos momentos”.

“La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras españolas. El 84% de los conductores considera que la somnolencia y el cansancio suponen un gran riesgo en la carretera, pero en la práctica son muchos los que no siguen los consejos para evitarla”, advierten los organizadores de la campaña.

Según explican la fatiga aparece por factores que se concentran especialmente en los trayectos veraniegos, como las altas temperaturas, la intensidad del tráfico, el número de kilómetros recorridos o las “prisas por llegar al destino” para comenzar las vacaciones. Cuando aparece el cansancio, los efectos que produce son varios: la pérdida de concentración, el picor de ojos, la visión borrosa, el parpadeo constante, la necesidad de moverse en el asiento, la deshidratación o, en último término, la somnolencia.

“Lo más relevante es cómo afecta la fatiga a la capacidad de procesar la información del tráfico, ya que bajo sus efectos se ralentizan todos los procesos de toma de decisiones y se incrementa el tiempo de reacción ante cualquier situación de peligro”, advierten.

Fuente: Europa Pres lainformacion.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte