La formación entendida como activo empresarial

Históricamente no se ha creído en la formación del conductor profesional. Varios han sido los motivos por los cuales este activo empresarial ha caído a su mínima expresión. El quizás principal, la falta de calidad en la misma, ha redundado a que las empresas de transporte, con independencia de su tamaño y modelo empresarial, y el propio conductor profesional, hayan reconocido que no
existe una oferta de calidad de centros y de cursos que respondan a las necesidades que tiene toda la cadena de valor del propio sector.

El sector ha sido testigo del traslado vinculante de su culpabilidad en la escasa rentabilidad que se ha logrado esta pasada década, sin dejar margen alguno por retener o lograr nuevos clientes, hacia el activo que significa la formación, imposibilitando que la calidad sea la protagonista; por el contrario, la formación de bajo coste, dentro o fuera de la formación bonificada, tanto si es o no subvencionada por algún ente público, es lo que prima, lo que ha derivado que sus receptores dejen de creer que la formación es un activo de la empresa, y que sus educadores oferten con escasos o nulos resultados. Así, la formación es el patito feo de la empresa y del propio conductor.

Dentro del escenario, tampoco ayuda el hecho que tengamos una formación obligatoria, en el que tanto si se cree o no en sus objetivos que preconiza la legislación que la regula, las empresas y los conductores busquen la opción que menos recorte sus tiempos de conducción o descanso, e incluso mejor si no es necesario acudir al curso y recibir la tarjeta que le certifique como un conductor profesional apto para ser considerado como tal.

Para romper esta tendencia, totalmente distinta a la que se acepta desde hace décadas en los países europeos, GRUPO FORTRANS, empresa experta en la formación de conductores profesionales, puso en marcha, junto a treinta delegaciones en treinta provincias españolas, el Programa Multi Especialización de formación de calidad para conductores profesionales, pionero en España, que fortalece y dignifica la figura del colectivo, ya sean empresarios autónomos o personal asalariado o TRADE de las empresas del transporte de mercancías y viajeros por carretera, ofreciéndoles contenidos multi especializados dentro y fuera del CAP, aportados por los principales fabricantes de vehículos y componentes pertenecientes al Sector.

Ahorros de combustible, seguridad vial y de la carga, y mantenimientos preventivos básicos de cada segmento, son objetivos lo suficientemente importantes para apostar por este cambio de tendencia que ofrece GRUPO FORTRANS a nivel nacional, al generar a los transportistas posicionamiento, diferenciación y futuro para un Sector que lleva muchos años sufriendo la situación económico-financiera de toda la cadena de valor.

Con este programa se logra, por una parte, disponer a través de su red de centros delegados la impartición de un CAP multi especializado que, lejos de convertirse en un curso encarecido, aporta con el mismo coste unas claves en cada módulo y objetivo que redunda en recuperar destrezas en la conducción, erradicar vicios creados con el tiempo, y saber interpretar la tecnología de los motores Euro, en aras de ahorrar combustible, utilizar el Gas Natural Licuado ( GNL ) y Comprimido ( GNC ) para poder realizar el transporte efectivo de una manera más eficiente y económica, amortizar a más largo plazo el motor y, por ende, el vehículo, otorgar conocimientos y buenas prácticas que le permitan conducir más seguro, les dé respuestas para que los conductores mejoren sus destrezas, generando evitar averías costosas, y una mayor seguridad vial y de la carga que transporta de forma más económica su almacén rodante, un papel de enorme importancia dentro
de la fase efectiva del servicio integral al que se comprometió realizar con eficacia y eficiencia hacia su cliente.

No todo Centro de Formación sirve para impartir con calidad lo que se demanda o se necesita; sumado a los años de experiencia con los que debe contar, ha de tener una apuesta decidida por reciclarse y que las relaciones comerciales y formativas hacia el conductor profesional estén adecuadas y actualizadas a lo que realmente necesita el operador de transporte. Herramientas tales como la consultoría, la tramitación de la formación bonificada y la impartición, el denominado tres en uno, no podría contemplarse productivamente si el centro de formación no sabe de
transporte, no sabe de sector.

Son los propios Centros los que deben invertir en reciclarse, para lograr que sus mensajes permitan al conductor profesional alcanzar los objetivos indicados en los cursos ya mencionados.
Deben estar altamente cualificados si quieren impartir con calidad los valores sobre los cuales fueron contratados.

En GRUPO FORTRANS, estamos dispuestos a cambiar en pro de la calidad de la formación que imparten al conductor profesional. Nuestro esfuerzo y el de nuestros Centros es grande, el de los fabricantes también, que son quienes tiene la llave de la calidad en la formación. Solo falta que el Sector del que formamos parte entienda que este es el camino del cambio, para que
la formación sea un arma de presente y de futuro.

Visitar nuestra página web ahonda mucho más en grupofortrans.com  las claves de lo que es responsabilidad y obligación de todos.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte