¿Cuando habrá un día sin accidentes de camiones?
EXCLUSIVA

DIASINACCIDENTES

En lo que va de año han dejado la vida en la carretera demasiados compañeros, muchos camioneros. Particularmente tan solo una muerte ya me parece excesivo, porque no deja de ser -por mucho que se nieguen los políticos de turno a reconocerlo-. Un accidente de trabajo, no un simple accidente de tráfico englobado en las estadísticas, en el que ya entran las peleas correspondientes entre aseguradoras, empresas, atestados correspondientes, y toda esa parafernalia cínica que rodea a todo aquello que conlleva, después de la tragedia. Con la consiguiente compensación económica a los familiares del compañero fallecido, que esa es otra.

Pero a lo que en realidad me quiero referir es que no es justo -nunca lo ha sido-, la presión que nos vemos obligados a aguantar a diario en este trabajo. Quienes se dedican a esto, como yo, saben muy bien de lo que escribo. Horarios imposibles de cumplir, sencillamente porque en un porcentaje altísimo, cercano a la totalidad, siempre vamos tarde, pocas veces sobrados de horas. Muchas veces he escrito, y creo plenamente en ello. que en el transporte por carretera el 99 por ciento de lo que se dice es mentira, y el uno por ciento restante no tiene nada que ver con la realidad. Pero somos tan nobles, tan caballeros y tan inocentes, muchas veces, que no aprendemos y seguimos creyéndonos las mentiras que nos cuentan personas que no han visto en su vida un camión.

Si [email protected] chic@ de la logística -los que me leen desde hace mas de 3 años saben que yo les llamo “Pepis” y “Manolitos”- cargados, decía, de teoría a raudales, pero trabajando en la mas “ilógica” de todas las lógicas posibles, que en la mayoría de los casos si su puesto en la oficina no da a la calle, desconocen lo que es un camión, cuando viajan por la carretera ven un vehículo muy grande que les estorba cuando conducen su “Jodete Uve”. Nunca, o muy pocas veces, se han subido a la cabina de un camión, a su remolque, los hay incluso, -a mi me ha pasado-, encontrarme con el, la, que para ponerse una medalla porque acababa de entrar en la gran empresa, pretendía cargarme nada menos que mas de 40 toneladas, porque el estaba convencido que era lo que cargaba un camión, desconocía lo que era P.M.A, no contaba con el peso de las 17 toneladas del frigo, todo un personaje. Reconozco que también hay quien sabe de que va esto, pero por encima de el tiene un jefe que le presiona.

La presión de los horarios, los cambios continuos de las horas de sueño; porque tenemos que dormir cuando ellos lo dicen, les da igual que te hayas terminado de levantar sin dormir después de ocho horas aparcado al Sol . Porque si, el camión si ha descansado, lleva muchas horas parado, pero nunca se preguntan, ni te lo hacen a ti si ¿Ha descansado el conductor? Porque muchas normas de seguridad, botas, chaleco, ropa adecuada, casco y todo lo que se les ocurra, pero se olvidan de la más importante, la del estado físico y personal de la pieza más importante de todo, nosotros, que como me dijo un día un compañero, “somos una pieza más”.

Todo esto, y muchas causas mas, que pueden provocar un accidente, como el resto de los conductores en la carretera, pero estoy harto de que lo primero que piensen los que no tienen ni idea de esto es: “A saber como iría el camionero”, olvidándose de que somos profesionales, pero también humanos y no estamos exentos de un error, pero es muy fácil hablar sin saber. Yo personalmente tuve uno muy grave por no matar a un hijo de su madre que venía adelantando en raya continua. Todos decimos: “Si es mas pequeño que yo no me aparto”. Una cosa es decirlo y otra hacerlo, porque la primera reacción es evitarlo. Pero a tenor de las estadísticas, los accidentes en nuestra profesión continúan aumentando mientras los responsables de hacerlo no imponen más medidas de control sobre las empresas, tanto propietarias del vehículo, como cargadoras que abusan de nosotros presionando. Lo que tienen como consecuencia que trabajemos con mas estrés a diario, algo que tiene mucha influencia en los accidentes laborales.. ¡¡¡Suerte en la carretera!!! y ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte