La grúa más grande del mundo está en Bilbao

LAGRUAMASGRANDE

El vehículo tiene una capacidad de carga de hasta 750 toneladas y alcanza desplegada los 160 metros de altura.

La transformación urbanística de Bilbao en las últimas dos décadas ha demostrado una y otra vez que aquí no se admiten medias tintas. Buena prueba de ello es la última adquisición de una empresa radicada en la villa: la grúa sobre ruedas «más grande del mercado». El grupo Ibarrondo, con sede en Erandio, ha ampliado hace poco su parque de maquinaria con un nuevo vehículo diseñado en Alemania que tiene un coste de cinco millones de euros. «Es una apuesta de futuro que refuerza las posibilidades de participación en grandes proyectos», aseguran desde la compañía.

La nueva grúa ‘Liebherr’ tiene una capacidad de carga de hasta 750 toneladas y alcanza, una vez desplegada, los 160 metros de altura. «Estas propiedades la convierten en una herramienta diferente en un sector de máxima competencia», añadió el responsable de Ibarrondo. Incorpora las «últimas innovaciones y tecnologías» aplicadas a este tipo de vehículo. «Esto la hace más versátil y segura para operar en diferentes sectores como la construcción pública, industrial y eólica, entre otras», apuntó. Opera sobre ruedas «telescópicas» y es la única de semejante calibre capaz de desplazarse a 70 km/h.

Un día para montarla

Una característica a destacar de la herramienta, que tardó alrededor de una semana en llegar a Bizkaia desde Alemania, es el sistema automático de montaje. Permite el manejo de la grúa en tiempos inferiores a los de modelos más tradicionales. Los plumines –extensiones complementarias que amplían su tamaño– aportan una ventaja competitiva importante a la hora de operar. «Además de ofrecer seguridad en situaciones peligrosas o desventajosas, el vehículo tarda en torno a un día en montarse. Un modelo tradicional de gran tamaño podría tardar unas tres semanas ya que se junta por piezas», aclaró. Al tener características «más especiales» que una grúa convencional, algunos maquinistas recibieron una formación durante un mes.

Entre los proyectos a corto plazo, el vehículo se encargará del mantenimiento de torres eólicas, así como del montaje de algunos tramos de la Y vasca. «También existe la posibilidad de que participe en los trabajos finales del estadio de San Mamés», informan fuentes de la empresa.

elcorreo.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte