120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera T2O

Acusados de alzamiento de bienes para eludir sus deudas de combustible

Se enfrentan a una pena entre tres y ocho años de cárcel por crear dos sociedades y traspasar la empresa del padre para eludir unas deudas generadas con la estación de servicio Antela. José V.L., sus hijos José Manuel, Rubén y Melisa V.G., junto a Jorge A.V., se enfrenta a peticiones de pena entre los tres y ocho años de prisión por estafa y alzamiento de bienes. Los cinco comparecieron en la sala de vistas de la Audiencia por supuestamente crear varias sociedades, traspasando activos y clientes, para eludir atender las deudas generadas en 2006 por la empresa de transportes Melissatrans con la estación de servicio Antela de Xinzo: 150.275 euros en concepto de combustible.

Para la fiscal, los acusados, que tienen un distinto grado de colaboración, con el propósito de no atender las deudas contraídas por la empresa, administrada por el padre y de la que era apoderado su hijo y alzarse con sus bienes en perjuicio de sus acreedores, decidieron dejarla sin funcionamiento traspasando “su actividad, sus clientes, sus activos y hasta su propia sede”. Para ello, uno de los hijos habría creado dos sociedades.

Además, cree que la hija menor, “en connivencia” con su padre y hermanos, constituyó a su vez otras dos mercantiles “impidiendo el cobro a los acreedores anteriores”, al dejar a las anteriores empresas sin ingresos y bienes, situación de la que sería cómplice también, Jorge A.V., fruto de la “estrecha relación” que mantenía con la familia.Mientras, J.A.V., que mantenía una “estrecha relación” con la familia, colaboró con la misma en su propósito de alzarse con sus bienes, según la acusación pública. Todo esto se habría producido después de que la empresa Melisatrans fuese condena por parte de un juzgado de Verín por la deuda contraída.

“Yo era chófer, no oficinista”, explicó José Manuel V.G., apoderado de la empresa desaparecida. No recuerda”cuándo cerraron, ni si hubo un convenio con la estación de servicio porque “repostábamos en muchas gasolineras”. Tampoco precisó qué pasó con los camiones en disputa, aunque reconoció que en las empresas de transporte que fundó por su cuenta “alquiló” algunos de los vehículos que habían pertenecido a Melissatrans. Su padre tampoco recordaba nada porque, según dijo a la sala, “estaba enfermo y prejubilado”. En su declaración, se limitó a decir que no liquidó la empresa ni sabe qué ocurrió con los camiones.

Fuente: laregion.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte