Condenada una aseguradora a pagar 2,9 millones por una explosión química debida a un error en la descarga del camion.

La explosión se produjo en la talasoterapia en noviembre de 2011, debido a un accidente en la descarga de productos químicos para el tratamiento de aguas que se realiza en este centro.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a una aseguradora a abonar 2,9 millones de euros a la sociedad Hoteles y Termas por la explosión química registrada en el centro de talasoterapia La Perla de San Sebastián el 16 de noviembre de 2011, debido a un accidente en la descarga de productos químicos para el tratamiento de aguas que se realiza en este centro.

En la sentencia, fechada el pasado 1 de febrero, se desestima el recurso extraordinario por infracción procesal formulado por la representación de la casa de seguros contra la resolución de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa del 30 de diciembre de 2013, que resolvió la apelación interpuesta por Generali Seguros contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de San Sebastián de 10 de septiembre de 2013. Además, el TS impone las costas del recurso al recurrente. El alto Tribunal señala que el error que provocó la explosión fue del conductor del camión que transportaba los productos, quien, durante la descarga, confundió el contenido de uno de los tanques creyendo que era ácido sulfúrico cuando en realidad se trataba de hipoclorito sódico.

La aseguradora argumentó que lo ocurrido no estaba cubierto dentro del riesgo básico, garantía primera, que incluía el pago de los daños ocasionados por explosiones. Sin embargo, el Tribunal Supremo destaca que, como razonó la Audiencia de Gipuzkoa, “en la definición de explosión contenida en la póliza no se adiciona que tenga que concurrir estruendo, rotura violenta del cuerpo que contienen, liberación simultánea de energía calórica, luminosa y sonora”. Además, apunta que “lo esencial es que la mezcla de los dos compuestos químicos, al cargar de forma equivocada el tanque del ácido sulfúrico con hipoclorito sódico, produjo una reacción química violenta con una liberación de gas de cloro tóxico”.

Europa Press.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte