El bloqueo del transporte pesado de Bolivia se hace fuerte en fronteras y carreteras.

 Los transportistas afiliados a la Cámara Boliviana de Transporte continuaron ayer, por segundo día, con los bloqueos de las rutas nacionales e internacionales en su huelga en demanda de que el gobierno de Evo Morales realice cambios en el sistema tributario de los transportistas. Se muestran partidarios del dialogo pero no levantaran los bloqueos.

Los manifestantes cerraron los puntos fronterizos de Tambo Quemado, Puerto Suárez, Yacuiba, Pisiga y Desaguadero. Tambien cortaron varios tramos de las carreteras interdepartamentales que conectan las regiones bolivianas de Oruro, La Paz, Santa Cruz, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca. Douglas Uzaquiano jefe de Transito de la Terminal de Buses de La Paz informó de que existen bloqueos en carreteras que unen los siete departamentos que impiden la libre circulación de los autobuses en el interior del país, por lo que se ha decidido suspender las salidas de los autobuses en las rutas nacionales e internacionales.

Por su parte el presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Fidel Baptista ha confirmado que el paro es “totalmente contundente” con el cierre de los principales puntos fronterizos del país. La huelga del transporte pesado de Bolivia comenzó el pasado domingo en demanda de la universalidad de las facturas que se presentan para compensar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), junto con la petición de la supresión del crédito fiscal en la facturación por el consumo de combustible que es del 30%.

Por parte del gobierno, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana condenó el cierre de las carreteras por parte de los transportistas y les pidió que levantaran los bloqueos y retomaran el dialogo. La viceministra de Política Tributaria Susana Ríos declaró que no atenderán las demandas de rebaja de impuestos ni la anulación de la reducción del IVA ya que significaría la perdida de 963 millones en impuestos. El presidente Evo Morales criticó las movilizaciones de los transportistas asegurando que “el sector gana bien gracias a las exportaciones”. Por su parte los representantes del transporte pesado han mostrado su predisposición a dialogar con el gobierno.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte