Recuerdos del trastero: Los camiones Federal. Fotos y vídeos

Federal Truck, que llegó casi a duplicar durante un par de años la producción de la mismísima Diamond T, fue el primer constructor de camiones en utilizar el eslogan Hemos ganado a nuestros competidores porque somos más baratos de operar, un mensaje promocional que algunos fabricantes actuales creen haber descubierto.

Hoy dedicamos esta sección consagrada a los auténticos apasionados de los camiones y los autobuses a repasar la historia de Federal Truck, un fabricante estadounidense de camiones que nació en 1910 y sobrevivió hasta 1959, año en que fue construido su último vehículo con destino al mercado norteamericano. Y para deleite del lector, incluimos más adelante un par de vídeos sobre otros tantos modelos Federal.

No todos los historiadores coinciden en señalar el origen de los camiones Federal en un prototipo de la Bailey Motor Truck, una compañía que había sido creada en 1910 por Martin L. Pulcher en Michigan (EEUU), quien había trabajado previamente en las instalaciones que la Oakland Motor Car Company tenía en la ciudad de Pontiac. Algunos, sin embargo, sitúan el nacimiento de esta última empresa con posterioridad a la Bailey Motor Company. Sea como fuere, sí parece que los primeros camiones Federal tenían tracción por cadena y que se trataba de vehículos de una y dos toneladas de capacidad de carga movidos por un motor Continental de gasolina, con cuatro cilindros acoplados a una caja de tres velocidades. La cadena sería sustituida por una transmisión con piñones helicoidales hacia 1916 fabricada por Timken

El ritmo de producción era muy lento y más propio de un herrero que de un fabricante de camiones no ya de la actualidad sino, según dicen, en comparación incluso con algunos de sus competidores de por entonces. Así, se estima que en 1913 sólo se habían fabricado un centenar de camiones Federal.

                                                                                                                                                                                                                                                Federal Scout de 1926 (FUENTE: Museo Reynolds Alberta)

 
La misteriosa serie Whiting

En 1917 se lanzó al mercado un modelo de 5 toneladas que vendría seguido al año siguiente por otro de 18 toneladas. Algunos historiadores aseguran que por aquella época, de la que existen muy pocos datos fiables, Federal fabricó un indeterminado número de camiones con la marca Whiting, no se sabe si debido a que Federal utilizó en ellos algunos diseños o soluciones técnicas que compró a la compañía Whiting Motor Car, de efímero paso por la historia (1910 a 1912), o porque usó en esos camiones algunas piezas fabricadas por Fundiciones Whiting, una empresa que nada tenía que ver con Whiting Motor Car.

En 1923, Federal amplió su ámbito de actuación a los autobuses, fabricando modelos para 18 y 25 pasajeros. Con excepción de la gama Knight todos los vehículos de Federal llevaron motores Continental hasta 1927, año éste en que aparece el motor de cuatro cilindros de Waukesha Scout, algo más potente que el de Continental, que se quedaba por debajo de los 100 caballos. Más adelante Federal usaría también los motores Hércules.

                                                                                                                                                                                                                                                Federal de 1920 (FUENTE: Archivos de la ciudad de Vancouver, en Canadá)

 
Entre 1927 y 1929, Federal tuvo un momento de esplendor, llegando a rebasar ampliamente la producción de Diamond T (3.500 unidades frente a 2.000). En 1929 todos los modelos Federal llevaban ya frenos en las ruedas delanteras.

Como la inmensa mayoría de los principales constructores estadounidenses de camiones, Federal construyó varios modelos de uso militar durante la segunda guerra mundial, para, tras finalizar el conflicto, seguir con la gama de vehículos de uso civil que fabricaba anteriormente, hasta que en 1951 lanzó la mítica gama Styleliner con un motor Federal de 145 caballos de la que se fabricaron distintos modelos, incluyendo volquetes y tractoras, con diferentes capacidades se carga y con motores de gasolina y Diesel.

El principio del fin

En 1952 Federal fue adquirida por la empresa Fawick Airflex, con sede en Cleveland (Ohio). convirtiéndose en una división de esta última. La fusión funcionó con la denominación social Federal Fawick Corporation. Fawick era una empresa familiar que fabricaba frenos y embragues neumáticos. El embrague de Fawick usaba y lo siguió haciendo por muchos años, aire comprimido, no resortes, para la separación y aproximación de las superficies de fricción, lo que permitía un acoplamiento fácil y con menos desgaste de esas superficies, que se había impuesto en el ámbito de la maquinaria pesada de obras y en otras aplicaciones industriales (sigue después del vídeo).

Mientras que la división Airflex era muy rentable, Federal Trucks fue adquirida cuando ya perdía dinero, y los propietarios de Federal Fawick Corporation se vieron ante un problema fiscal importante cuando el Comisionado de Ingresos Internos del tribunal de Apelaciones de Cleveland negó a l Corporación la posibilidad de deducirse las pérdidas con que Federla había llegado a su poder y así desgravar impuestos.

Finalmente, entre 1954-1955, Fawick vendió todos los activos de su división Federal Motor Trucks a Napco Industries, asumiendo pérdidas por valor de casi millón y medio de dólares, una cifra muy importante a mediados del siglo XX. Airflex continuaría reclamando deducirse esas pérdidas durante los años posteriores a la venta de la división Federal, pero siempre le fue negada esa posibilidad por el mencionado Comisionado de Ingresos Internos, con lo que también Airflex terminaría por desaparecer.

Napco Industries trasladó la producción de los camiones Federal a Minneapolis (Minnesota), confiando en mantener vivo al fabricante de camiones a base de pedidos especiales procedentes de grandes corporaciones y organismos estatales. Pero la aventura no duró mucho. Poco tiempo después de la compra de Federal, fallecía el fundador de Napco, Edward Rappaport, hecho que pudo influir en la aceleración del final para los camiones Federal, pues no se sabe si éste habría suspendido la producción de Federal para dar prioridad a la fabricación de ejes para camiones militares formulada por el ejército de Estados Unidos (sigue después del vídeo).

Los últimos vehículos producidos por Federal fueron chasis de autobús. Napco y su producción de ejes para vehículos industriales y maquinaria terminaría siendo absorbida años después por Dana, el conocido proveedor de componentes para el automóvil, que pagó 7,5 millones de dólares por ella integrándola en su filial Spicer Heavy Axle Inc.

Fuente: motorscopio.blogspot.com.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte