Sobre las críticas a los sindicatos. Opinión de Alberto Lapena.

Ayer Diario de Transporte publicó un editorial con el título Mejor mirando para otro lado. Hoy queremos hacer pública la opinión sobre el mismo de un conductor profesional. Desde aquí le agradecemos que nos permitiera compartirla con nuestros lectores.

Alberto Lapena.– Sobre las críticas a los sindicatos españoles y aquellos que con mayor o menor fortuna se implican en la defensa de los intereses de los trabajadores, me gustaría comentar varias cosas:

Lo primero, decir que yo soy uno de esos trabajadores a los que llaman “conflictivos”.

Lo segundo, decir que los propios compañeros son quienes ponen palos en las ruedas cuando se pretende defender los intereses de los trabajadores, normalmente, a cambio de pequeños favores que les permitan obtener algún tipo de falso beneficio, como mejores viajes o mejores camiones.

Lo tercero, cuando se habla de que los sindicatos funcionan mal, se nos olvida que los sindicatos los conformamos los obreros, ergo, somos nosotros mismos quienes funcionamos mal como colectivo.

Para acabar, hay que empezar a difundir la idea de que el caballo de batalla lo tenemos delante de las narices y nadie se había percatado. Casi todos los convenios hablan de 1800 horas anuales. Este límite se sobrepasa con creces en cualquier empresa de transporte porque nadie se molesta en pedir el registro.de actividades que la empresa esta obligada a dar a cada conductor. Si además sumáramos las horas de carga y descarga en las que el conductor participa activamente poniendo martillos en el tacografo, te aseguro que en Noviembre todo el mundo tendría que irse a su casa de vacaciones (o a trabajar a otra empresa hasta el 1 de Enero del siguiente año, que eso sí es legal, cobrando dos sueldos y manteniendo tu puesto de trabajo).

Como delegado sindical en mi empresa, solicité los registros de actividades de todos los conductores de mi empresa, algunos conductores se me echaron encima hasta el punto de que me quieren plantear una moción de censura (ahora me rio…) porque la empresa ha optado por parar a la gente con exceso de horas en lugar de pagar las horas extras, pero lo cierto es que ahora la distribución del trabajo es mucho mas racional, y de este modo la gente no trabaja gratis.

Es algo que a muchos les cuesta entender, porque el hecho de estar parados les priva de seguir computando dietas o kilómetros (según el caso) pero no se dan cuenta de que una vez alcanzadas las 1800 horas están trabajando gratis y que la empresa se está ahorrando sueldos que debería pagar igualmente, y que realmente tiene a la gente trabajando únicamente por la comida.

Si todo el colectivo pelearemos por este aspecto, aumentaríamos la demanda de conductores y por lo tanto las mejoras salariales vendrían solas.

Y si consiguiéramos implicar a las administraciones en el control del exceso de horas que marcan los convenios ya ni te digo…

Oí algo una vez sobre un señor que luchaba contra molinos de viento…

Si, pero es que en el transporte el exceso de horas trabajadas es escandaloso y es algo en lo que la mayoría de conductores ni siquiera reparan, existe mucha confusión entre la normativa de tráfico y la normativa laboral

En otros sectores, como por ejemplo la hostelería, el exceso de horas trabajadas está también a la orden del día, pero al menos, los trabajadores son plenamente conscientes de esa situación, el problema que tienen cocineros, camareros, etc… es que los centros de trabajo suelen ser en su mayoría pequeños y no se registran las actividades, pero en transporte, los conductores llevamos registro diario de todo y sin embargo, nadie repara en eso hasta que se ve en la tesitura de acudir a un abogado.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte