Los transportistas portugueses dispuestos a movilizarse por el precio del gasóleo.

La Asociación Nacional de Mercancías por Carretera y Transporte Público (ANTRAM) en la que se encuentran la gran mayoría de las empresas de transporte de Portugal, ha manifestado públicamente su descontento por los nuevos impuestos que se aplicaran a los combustibles en este país.

Su presidente Gustavo Duarte explica que mientras los precios de los combustibles están bajando en el resto de Europa, en Portugal se ven aumentados por los nuevos impuestos que el Gobierno portugués tiene previsto aplicar en el proyecto que ha presentado de los presupuestos del Estado. Eso está llevando a las empresas portuguesas a perder competitividad frente a las del resto de la Unión Europea.

Por esta razón considera una afrenta la actitud del gobierno portugués. Al mismo tiempo que afirma que los transportistas portugueses no se quedarán quietos y están dispuestos a hacer mucho ruido. Incluso a movilizarse si hace falta. Además se muestra partidario de asesorar  a las empresas para que compren el combustible fuera de Portugal. A estas quejas también se han sumado una parte de la Asociación Nacional de Transporte por Carretera (ANTRO) en la que se encuentran los taxistas portugueses. Su presidente Florencio de Almeida afirma que si las subidas de los combustibles se confirman, esto conllevaría una subida en el aumento de las tarifas de los taxis, por lo que pide garantías para que esto no llegue a suceder.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte