Fomento agrupará en lotes las autopistas quebradas para sacarlas a concurso

El Ministerio de Fomento no se quedará con las ocho autopistas quebradas una vez que tenga que rescatarlas, sino que cederá de nuevo su explotación a empresas privadas, sacándolas a concurso público agrupadas en lotes o paquetes para que “generen sinergias”. Así lo indicó el titular del Departamento, Íñigo de la Serna, quien considera “absolutamente imprescindible relicitar estas vías”, en aras del interés general y con el fin de que provoquen el “menor impacto posible” en las cuentas públicas.

En este sentido, abogó por sacar a concurso las vías agrupadas en lotes, y no de forma individual. “Está aún por definir la forma en que se realizará, pero creemos que es importante hacerlo agrupándolas en paquetes para conseguir sinergias”, indicó el ministro tras en un acto de la patronal de la construcción Seopan. El titular de Fomento reiteró que con la licitación de las autopistas el Ministerio levantará fondos para “minorar” el importe de la responsabilidad patrimonial de la administración (RPA) que el Estado afrontará cuando tenga que rescatar las autopistas.

Se trata del monto que debe abonar a las actuales concesionarias de las infraestructuras para compensar por la inversión que realizaron en su construcción, una ‘factura’ que el sector estima en unos 5.000 millones de euros, pero que Fomento rebaja a “menos de 3.000 millones”. Además, con la nueva concesión de las vías a empresas privadas el Ministerio pretende evitar asumir el coste que le supondría su mantenimiento y explotación, que calcula en unos 65 millones de euros anuales.

El ministro reiteró que será Seittsa, una sociedad dependiente de Fomento, la que se encargará de asumir las autopistas y prepararlas para volver a licitarlas una vez que el proceso de concurso de acreedores en que están inmersas desde finales de 2012 desemboque en su liquidación y, por tanto, en su reversión al Estado.

Repunte de los tráficos

La nueva estrategia de Fomento para estas infraestructuras quebradas parte de la recuperación de los tráficos que vienen registrando desde el pasado año que, según indicó De la Serna, las convierte en viables, si se descuenta la ‘mochila’ que portan, esto es, la deuda de unos 3.400 millones de euros.

No obstante, se trata de un proceso que aún tardará meses en producirse, dado que los tribunales han anulado la liquidación de las tres autopistas que habían llegado a esta fase final de su concurso de acreedores. De esta forma, la fecha inicialmente fijada de julio de este año para que pasaran a Fomento ha quedado anulada.En este sentido, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, descartó que el Presupuesto de Fomento de 2017 “tenga impacto alguno” relacionado con el “problema de las autopistas”.

“En el Presupuesto de Fomento de 2017 no va a haber reflejo de gasto de la Administración con el problema de las autopistas”, indicó el ‘número dos’ del Ministerio en su comparecencia en el Congreso. Las ocho autopistas quebradas que Fomento pretende sacar de nuevo a concurso cuando las rescate son las cuatro radiales de Madrid (R-2, la R-3, la R-4 y la R-5), la M-12 Eje Aeropuerto, que une la capital con Barajas, la Ocaña-La Roda, la Madrid-Toledo, la Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante. EUROPA PRESS.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte