Abertis pide a la U.E. un peaje obligatorio para el transporte en todas las autovías europeas

Abertis, compañía líder en la gestión de autopistas, ha defendido ante la Comisión Europea en Bruselas la instauración en la Unión Europea de un peaje armonizado y único, que sea obligatorio para todo el transporte por carretera. Josep Lluís Giménez director general de Desarrollo Industrial de Abertis participó la semana pasada en la presentación de un estudio encargado por la ONG Transport & Environment que concluye que “los peajes pueden ser una fuente significativa de ingresos para los gobiernos que incentive a los usuarios a una movilidad más racional”.

La ofensiva de la empresa española coincide con la recta final de la revisión de la llamada Euroviñeta, el recargo al tránsito de camiones que algunos países europeos aplican desde 1999. La Comisión Europea tiene previsto aprobar el próximo mes de mayo el nuevo proyecto de directiva de la Euroviñeta y Bruselas sopesa la posibilidad de extender la aplicación de ese recargo.

La primera directiva permitió la imposición de peajes a los camiones de más de 12 toneladas. Las revisiones posteriores (en 2006 y 2011) extendieron la posibilidad a los camiones de más de 3,5 toneladas incluyeron a los camiones de más de 3,5 toneladas y añadieron criterios medioambientales además de los de congestión. Abertis defiende que la nueva directiva suprima la voluntariedad del recargo e imponga un peaje universal para los grandes ejes viarios europeos, una red de gran capacidad que lidera España con 14.701 kilómetros, por delante de los 12.879 de Alemania y los 11.465 de Francia.

El Gobierno español ha descartado repetidamente (la última vez en 2014) aplicar el recargo en un país donde sólo el 20% de las grandes vías son de peaje y donde el camión copa el 95% del mercado del transporte de mercancías. Pero la resistencia de Madrid parece cada día más difícil de mantener. La consulta pública de la Comisión Europea sobre la revisión de la directiva, cuyos resultados se dieron a conocer en enero, muestran que el 72% de los participantes consideran que la situación actual, con modelos de peaje diferentes en cada país, distorsiona la competencia.La CE interpreta ese resultado como un apoyo a la armonización. Los participantes en la consulta también abogan por suprimir las viñetas actuales (un recargo fijo) por un sistema de peajes basado en los kilómetros recorridos, tal y como propone Abertis.

Bruselas apuesta desde hace años por esa armonización, para combatir la congestión de las grandes vías y penalizar el impacto medioambiental. Pero los países de la periferia, como España, se niegan a una reforma que podría reducir la competitividad de sus exportaciones. El propio estudio de Transport & Environment reconoce que en el caso de España el peaje prácticamente sólo afecta a los camioneros españoles, mientras que en Alemania el 40% del peaje procede de camioneros extranjeros. En 2014, por las carreteras alemanas transitaron 77.123 millones de toneladas de carga procedentes de otros países de la UE; por las españolas, 6.301 millones.

INGRESOS MILLONARIOS

El 48% de los 60.000 kilómetros de autopistas y autovías europeas son de peaje, lo que genera facturación de 23.000 millones de euros al año, según Abertis. En España, donde el 20% de las grandes vías son de peaje, los ingresos rondan los 1.600 millones de euros, según un estudio de la ong Transport & Environment (T&E).

Alemania, país de tránsito de transportes por excelencia, puso en marcha el sistema de peajes en 2005. Y ha ampliado su aplicación y elevado las tarifas incluso durante la crisis financiera, pasando de una recaudación de 3.000 millones de euros al año a 4.500 millones, el 40% abonado por camioneros de otros países europeos. Los peajes, según el estudio, se han convertido en la mayor fuente de financiación del Ministerio alemán de Transportes. Agencias.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte