En España no abundan buenas áreas de servicio para camioneros.

Continúan quejándose los camioneros, sobre todos los españoles, de la falta de calidad en muchas de las áreas de servicio, restaurantes y gasolineras, que hay en nuestro país, sobre todo en los servicios que prestan a los profesionales de la carretera.

Las quejas se centran, principalmente, en la falta de seguridad, tanto para ellos como para sus camiones, en muchos de estos establecimientos. La escasez de vigilantes en las mismas, por parte de los propietarios. Centrándose únicamente en el negocio y olvidándose de que sus principales clientes continúan siendo los camioneros. Aunque los dueños de los negocios se quejan de que la crisis ha tenido mucho que ver en el descenso de los clientes en los comedores y en los bares. Al tiempo que también resaltan que ensucian sus aparcamientos en lugar de consumir.

Pero esto no es motivo para que dejen de prestar servicios de calidad. Entre los profesionales del volante continúan aumentando las denuncias publicas de que se les aplican precios que nos son acordes con los tradicionales en la profesión. No son raras las quejas de que les cobran precios abusivos similares a los que se cobran habitualmente a las personas de paso ocasional por estos establecimientos. Lo que aumenta la desconfianza y conlleva la consiguiente perdida de prestigio entre los camioneros hacia estos establecimientos.

Del mismo modo, hemos constatado las denuncias públicas de carencias en los servicios que prestan a los profesionales, como duchas en mal estado, falta de las mismas, promociones que no resultan ser tan reales como aparentan, mala calidad en comidas o una atención inadecuada. “Da la sensación de que les estorbamos” señala un camionero que prefiere ocultar su identidad.

Aunque también hay que resaltar que la llegada de grandes grupos de inversión y de cadenas de áreas de servicio al sector de la hostelería de carretera, ha servido para que en determinadas rutas -sobre todo las de mayor trafico- hayan mejorado estos servicios, pero aun así, continúan las quejas de los profesionales que las encuentras un tanto escasas en las instalaciones para el volumen de camiones que pueden llegar a tener en sus aparcamientos.

Por otra parte los profesionales se quejan de que las empresas en las que realizan las cargas y las descargas son altamente deficitarias en servicios para los camioneros. Muchas de ellas tienen hasta prohibido el acceso a los aseos a los camioneros. Una gran mayoría adolecen de salas de descanso para conductores. En algunas el acceso a los aseos tienen como condición la entrega de llaves del camion e incluso la petición previa de llaves con un registro personal como condición.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte