Conduce ebrio a un cuartel de la Guardia Civil para denunciar una infracción y acaba denunciado.

Un hombre fué imputado ayer por conducir ebrio hasta un cuartel de la Guardia Civil para denunciar una infracción de trafico y acaba siendo denunciado después de declarar.

Ser denunciado por conducir bajo los efectos del alcohol es lo normal, lo que ya no lo es tanto es que como en este caso el denunciado sea alguien que acude con su coche hasta el cuartel de la Guardia Civil con la intención de denunciar una infracción de tráfico y que termine siendo imputado. Esto es lo que le paso ayer a un hombre que fue conduciendo su coche hasta el cuartel de la Guardia Civil en Oleiros en la provincia de A Coruña con la intención de denunciar una infracción.

Los agentes que intentaron tomar declaración al hombre se dieron cuenta de que no estaban ante una persona ebria, sobre todo porque su aliento despedía un fuerte olor a alcohol. Por lo que le realizaron la prueba de alcoholemia. El resultado fue positivo con un valor de 0,92 miligramos, algo que casi cuadruplicaba el mínimo permitido de 0,25.

Por este motivo fue denunciado por un delito contra la seguridad vial, su coche quedó inmovilizado en el cuartel y próximamente será citado para un juicio rápido.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte