Polémica porque no se juzgará al camionero que atropelló a un ciclista.

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Navalcarnero no ha apreciado delito ni imprudencia en el auto que ha dictado sobre el caso del camionero de 56 años que el 21 de octubre de 2013 arrolló y mató al ciclista Óscar Bautista García de 37 años en el kilómetro 28,6 de autovía A-42.

La familia del fallecido ha recurrido el auto de la juez por considerar que se vulneran algunos derechos fundamentales. El accidente se produjo a las 7:30 de la mañana cuando el ciclista iba desde su domicilio en la localidad de Yeles hasta su trabajo en el polígono Las Avenidas de Torrejón de la Calzada. El camión que le arrollo no detuvo su marcha. Esto motivo una investigacion por parte de la Guardia Civil de Trafico que dió aviso a los talleres de la zona, ya que descubrieron que el camión implicado en el accidente era un Volvo.

A la una de la tarde recibieron una llamada de un taller de Villaluenga de la Sagra en Toledo porque un camionero había pedido sustituir el paragolpes delantero.  Los agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar y detuvieron al conductor del camión. Este declaró que no se había dado cuenta de que había atropellado al ciclista. En cambio la versión de los agentes es distinta, ya que afirman que el atropello se produjo a una velocidad entre 33 y 52 kilómetros por hora por lo que el conductor del camion tuvo que darse cuenta. Le imputaron los delitos de homicidio en grado de tentativa y el delito de omisión del deber de socorro. La instrucción del caso recayó en el Juzgado número 6 de Navalcarnero. Su titular decretó el 14 de diciembre un auto en el que transforma las diligencias previas de un posible delito por un procedimiento por falta, por lo que el caso pasa a tener una menor entidad criminal.

Con la reforma del Código Penal desaparecen las faltas por lo que no habrá juicio contra el camionero, quedando únicamente en una vista para fijar la cuantía económica a la que tiene derecho la familia, sin que haya pronunciamiento sobre la responsabilidad penal. El abogado de la viuda Francisco Parrés ha recurrido el auto de la juez y ha pedido que se mantenga la acusación de homicidio por imprudencia menos grave lo que implicaría una condena de 18 meses y multa tal y como se recoje en el artículo 142.2 del Código Penal, a la espera de lo que diga el fiscal del caso que aun no se ha pronunciado.

Por su parte la viuda Anna Gonzalez López ha declarado en una carta: “Siento tanto dolor, tanta desprotección por parte de la justicia y las leyes. ¿Eso es lo que vale una vida? Te amo Óscar y no descansaré hasta conseguir justicia, honraré tu memoria y haré que nuestros dos hijos estén orgullosos porque no me rendí”. La muerte de su marido supuso un grave problema económico para su viuda y sus dos hijos hasta el punto de tener que entregar su vivienda como dación en pago. Actualmente vive en Lleida donde trabaja en un hotel.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte