Atrapado en un bosque por fiarse del GPS

Una auténtica odisea la que vivió Antonio Walica en la madrugada de ayer. Este hombre, de nacionalidad checa y camionero en una empresa de transportes de la República checa con base en Madrid, viajaba sobre las dos de la madrugada por la A-6, a su paso por Baamonde.

Se dirigía a una cantera de Guitiriz para descargar una piedra de granito que portaba en el remolque de su vehículo articulado y que pesaba más de 25 toneladas. Decidió salir con tiempo de la capital española con la intención de hacer noche en las inmediaciones de la cantera. De esta forma, descargaría pronto el material e inmediatamente partiría a Oviedo, donde reside con su mujer e hijos. Pero los planes le salieron mal y se vieron truncados en el camino. El destino hizo que tuviese que pasar noche atrapado con su vehículo en medio de un bosque, pasando frío y sin poder dormir.

Primer contacto inolvidable

Era la primera vez que este camionero acudía a la provincia de Lugo. Dado su desconocimiento activó el GPS y siguiendo la indicación, se salió en la A-6 y se desvió a la N-VI, en sentido Baamonde. Fue a parar a una pista que comunica Baamonde con el lugar de Piedrafita por debajo de las vías del tren. Para mayor riesgo, el tramo es apto solamente para vehículos de menos de diez toneladas pero en total, entre el peso de la piedra y del camión, el vehículo que guiaba Antonio superaba las 40 toneladas. «Vi que estaba en una carretera estrecha pero me fié del GPS. Imaginé que la pista que daba acceso a la cantera también sería de ese estilo y entonces seguí. Cuando me di cuenta, estaba en medio de un bosque, encajado entre los árboles y atrapado en el barro. Intenté salir de ahí pero el vehículo empezó a patinar y la parte de atrás se me iba. Se rompió un trozo de la carretera. Me armé de paciencia y muy despacio probé a salir unas cuatro veces a la carretera pero me fue totalmente imposible», explicó Antonio, que dadas las horas y tras verse acorralado en un lugar desconocido llamó al 112 y al seguro del vehículo, con sede en el país checo.

Desde emergencias movilizaron a los bomberos y a la Guardia Civil de Tráfico que inmediatamente acudieron a la zona para auxiliar al conductor. Nada pudieron hacer en el momento porque dadas las circunstancias del incidente era necesaria una grúa especial para retirar el vehículo.La vía permaneció cortada y señalizada a la espera de una grúa especial para retirar el camión.

Fuente: lavozdegalicia.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte