La realidad del transporte es la que es

CAMIONESEUROPEOS

Esteban Rivera.- La realidad es lo que es y los números cantan. La extendida práctica de algunos empresarios de matricular camiones en países de Europa del Este, y nombro al Este por que son los más numerosos, y traerlos a trabajar en España ilegalmente, supone un ahorro para el que lo practica de entre 30 y 32000€ anuales por vehículo entre impuestos, cotizaciones y contribuciones.

Este ahorro que deja de ingresarse a las arcas del Estado perjudica directamente a la sanidad, la educación, pensiones, mantenimiento de infraestructuras y todos los beneficios sociales a los que todos los Españoles tenemos derecho. Tema aparte será el deterioro de nuestra profesión, la precariedad de los salarios y la pérdida de derechos ya que surten de mano de obra el mercado y la saturación de camiones va en detrimento de los que legalmente trabajan.

Esta práctica les permite ahorrar unos costes de entre 0’25 y 0’35 € por Kilómetro, con lo cual las empresas Españolas que no realizan estas practicas no pueden competir y acaban subiéndose al carro. Dejando a un lado la manida excusa de que todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida, decir que si, es así, pero desde la legalidad y el cumplimiento de la normativa.

Los defensores de estas prácticas de competencia desleal, cabotaje ilegal y explotación laboral, unos por desconocimiento de la legislación, otros por intereses personales y otros por claros intereses económicos, ayudados eso si, por algún neandertal de neurona única y escasa educación no duda en atacar, descalificar, amenazar o ridiculizar a los que ponen de manifiesto esta realidad. Pero la verdad es tozuda y por mucho que quieran amparar la ilegalidad eso solo les convierte en meros cómplices de ella, el ilegal es un delincuente y el que ayuda a un delincuente es su cómplice. En fin, los que deben tener a la Ley son los que la incumplen, cada uno con su conciencia.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte