Las ventas por Internet disparan el sector de transportes de paquetería

Los nuevos hábitos de consumo y el auge de la venta por Internet están potenciando un área de la actividad económica concreta: el transporte logístico. El negocio de reparto de paquetería no cesa de crecer y la concentración en un sector donde compañías como Seur, DHL o UPS cada día son más fuertes.

En un contexto de gran crecimiento del comercio electrónico, -el e-commerce en término anglosajón-, en el Estado español, con cerca del 44% de consumidores que admite haber realizado alguna compra por Internet en los últimos seis meses, el negocio del transporte de paquetería se ha disparado. Las empresas del sector de la mensajería y paquetería facturaron 6.150 millones de euros durante 2015, lo que representó un aumento del 4,2% respecto al ejercicio anterior, según DBK. Y las previsiones son de mantener al menos un crecimiento del 4% este año, por encima del incremento del PIB español.

Desde la consultora atribuyen este incremento del volumen de negocio sectorial al escenario económico favorable, con crecimiento del empleo, aumento del consumo y positivo comportamiento de la actividad industrial. Asimismo, también destacan el impulso derivado del dinamismo del comercio electrónico. El segmento de la paquetería empresarial mostró una evolución algo más favorable que el conjunto del mercado, al registrar un crecimiento del 5,7% en 2015, hasta los 3.725 millones de euros.

El informe de DBK concluye recordando que la cuota de mercado conjunta de las cinco primeras empresas del sector se situó en el 33% en 2015, mientras que las diez primeras reunieron el 52%. Y este aumento del negocio de transporte tiene visos de seguir de la mano del auge del comercio electrónico en España. Sin ir más lejos, este año durante el pasado Black Friday, se han alcanzado cifras récord de ventas lo que ha batido las previsiones más optimistas. En concreto, las ventas online se han incrementado de media un 35% en este periodo, según datos de la organización empresarial de logística y transporte Uno.

El comercio electrónico y los distintos retailers que operan online esperaban un incremento de ventas del 20% para este Viernes Negro comercial. Eso sí, el aumento se concentra fundamentalmente en las grandes urbes del país, en especial las del centro-sur. En ciudades como Madrid, las ventas se han elevado incluso un 50%, duplicando las previsiones. Estas cifras representan un 35% más del volumen generado en el Black Friday del año pasado. “Este éxito sin precedentes en España, y que ha superado al de otros países del entorno, ha hecho que los envíos procedentes del comercio electrónico se hayan triplicado, pasando a un millón de envíos diarios durante la semana posterior al citado Black Friday”, según la patronal de logística.

Y esto, insisten en el sector, va a seguir creciendo porque tiene todavía margen para hacerlo. Actualmente, según señaló un experto del ESIC, solo uno de cada cuatro comercios minoristas en el País Vasco vende sus productos en Internet. En los últimos tres años, la cantidad de estos negocios que llevan a cabo ventas online ha aumentado un 20%. Hay muchos comerciantes vascos que todavía no están convencidos de las bondades del negocio a través de la red pero sí reconocen que “hoy en día todos tenemos que estar en Internet porque si no lo haces tú, lo va a hacer la competencia”, aunque por la boca pequeña se quejan de la, según ellos, “competencia desleal de empresas que venden por Internet a precios imbatibles gracias a estar domiciliadas en paraísos fiscales con lo que no podemos competir”.

De hecho este año el Programa e-commerce del Gobierno Vasco ayudará a 800 comercios minoristas de Euskadi a montar su tienda online a lo largo del ejercicio, para lo que ha destinado una partida de un millón de euros, según el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras. En la CAV existen unos 25.535 comercios minoristas de los que, según datos del Observatorio de Comercio Ikusmer, solo el 12,5% realiza ventas por Internet. La mayor parte de estas ventas, el 90%, se efectúa a través de su propia web. Las tiendas que venden moda y las vinculadas al hogar son las más activas en e-commerce, aunque “apenas alcanzan el 17% en el caso de moda y el 13% en lo referente a hogar”.

Y este incremento de actividad está generando una cara b menos amable que tiene que ver con el incremento del tráfico de furgonetas por las ciudades porque en la compra tradicional cada consumidor llevaba, en líneas generales, la compra en persona a su domicilio. El resultado era que el reparto se reducía a las tiendas, un número reducido comparado con los miles de domicilios particulares. Pero incluso aquí los consumidores también están modificando sus hábitos en la recepción de los envíos.

Según las cifras manejadas en el Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), durante el último año ha aumentado el número de consumidores que tras efectuar una compra por medios digitales prefieren recoger el envío en una oficina de la empresa de mensajería, en una tienda, ya sea del vendedor o punto de conveniencia, y en consignas. Por el contrario, la cuota de las entregas en el domicilio se ha visto reducida.

Así, el citado informe destaca que durante el primer semestre de 2016, el 78,1% de los paquetes asociados a las compras por Internet se ha recibido en el domicilio particular, frente al 80,5% de los paquetes que se enviaron al hogar del consumidor en los seis primeros meses de 2015. No es una gran diferencia pero sí marca tendencia, máxime porque el número de operaciones de compra-venta a través del ordenador o el smartphone ha crecido de un año a otro. Se calcula que, a nivel mundial, los ingresos generados por las plataformas e-commerce pasarán de los 900.000 millones de dólares de 2014 a más de un billón a finales del próximo 2017.

Fuente; noticiasdegipuzkoa.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte