Terremoto en el transporte de mercancías por carretera para el año 2016. Opinión. Por Xavi Navarro. Director de Transporte News Radio.

En unos días entramos en el 2016 y esto es lo más parecido a la crónica de una muerte anunciada, en el caso que nos ocupa de este sector, al menos como lo hemos conocido hasta ahora. El futuro más inmediato ya se esta cocinando sin ningún rubor en los despachos de los cargadores y la gran patronal del transporte.

Sin información aun de los resultados de las próximas elecciones generales, que tendrán lugar el 20 de diciembre, llegan las primeras señales de lo que puede suponer para los transportistas de base, tanto asalariados como autónomos, el próximo año 2016. Hemos sido conocedores que hace tan solo unos días atrás representantes del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC que aglutina a las grandes empresas y patronales del sector) y representantes de los cargadores (Aeutransmer, Aecoc y Transprime, asociaciones que defienden los intereses de las empresas más representativas de la gran distribución) han mantenido una reunión con el fin de acercar posturas y constituir una “mesa de trabajo” formalmente en fecha 28 de enero de este próximo año 2016.

Esto no pasaría de ser una noticia mas sin otra relevancia que la que tiene el mutuo intercambio de propuestas de ambas partes en una relación empresarial normal. Sin embargo, no es así y a los hechos nos remitimos. Alguno medios de comunicación han accedido a informar sobre la reunión mantenida la semana pasada y nos han desvelado unos datos que a la mayor parte de los profesionales del sector se les han escapado o no les han prestado mayor importancia y, creedme, que si la tiene y mucha.

Tras más de dos años de distanciamiento entre cargadores y CNTC, o al menos eso es lo que anuncian, el representante de Aeutransmer, Carlos Castán (recientemente elegido presidente de dicha organización, en fecha 29 de septiembre) ha conseguido que los cargadores y gran patronal de los transportistas acerquen posturas peligrosamente para la parte mas débil del sector: Pequeños autónomos, pymes y asalariados. En palabras de responsables del CNTC, en Carlos Castán aprecian una aproximación mas “profesional”.

Y, ahora bien, ¿Qué es lo que ha motivado ese acercamiento? Pues que la CNTC acepta repentinamente llegar a acuerdos firmes en materias “intocables” según las posturas que han mantenido hasta la fecha, al menos de cara a la galería. El propio señor Ovidio de la Roza (presidente de la CNTC) y el resto del representantes de esta organización siempre se opusieron a negociar sobre temas tales como las 44 toneladas o la Euroviñeta. Sin embargo, ahora realizan un sorprendente giro en su opinión de 180 grados dejando a propios y extraños estupefactos. En palabras de De la Roza “el acuerdo es iniciar los trabajos, que son muy complejos, pero que debemos afrontar porque a ellos les pueden aportar mayor competitividad y a nosotros más eficiencia”. Es mas, afirma que se constituye la mesa de trabajo “para tratar de llegar a acuerdos y poder presentarlos a la administración”.

En estas negociaciones que se debatirán en la reunión a celebrarse el 28 de enero, tal como anuncia la propia pagina web de Aeutransmer, nos se han puesto lineas rojas y entraron las 44 toneladas, los megacamiones y la Euroviñeta. Ademas de, como señuelo la morosidad, los plazos de pago las cargas y descargas, entre otros. Pronto veremos como la representacion del sector del transporte ante Fomento dirá que si a aquellos aspectos que benefician a la gran distribución y que causaran un gran perjuicio a los transportistas profesionales. A las pruebas me remito, el CNTC en pleno ha dado la razón a los cargadores, al Ministerio de Industria y a la DGT para que fuese aprobado el megacamion sin ninguna compensación ni beneficio para los transportistas. Limpio y fácil, todo para los cargadores. Si siguen negociando así las 44 toneladas y la Euroviñeta estarán próximamente en vigor.

No contentos con que este 2016 se pierdan transportistas a mansalva tras la aplicación del requisito del minino de 3 camiones para la obtención de una autorización de transporte (salvo que este tema lo tumbe el recurso del CNMC), que el limite de facturación pase a 125.000 euros dejando fuera del sistema de módulos a miles de profesionales que superan ampliamente dicho limite, la existencia de un incontrolado dumping social, Hacienda que todavía no acaba por devolver a todos los afectados el céntimo sanitario, una mayor presión de los tenders de transporte, etc, etc, etc, ademas tendremos que soportar unas condiciones nuevas que acabaran con los transportistas autónomos de una vez por todas. Si a eso le sumamos que a los asalariados se les empuja cada vez más a que trabajen como falsos autónomos “la mesa esta servida”. Solo queda la esperanza de que alguno de los movimientos a favor de la unidad de los transportistas prospere y actúen en consecuencia. Aun no esta todo perdido, pero vamos contrarreloj.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte