Golpe contra un grupo criminal que robaba camiones en ruta mediante el método del ‘surfero’

ROBODECAMIONESCATALUÑA

Los Mossos d’Esquadra, en colaboración con la Guardia Civil, han desarticulado una banda dedicada al robo de camiones en ruta y en el interior de empresas. La organización asaltaba los vehículos mediante el método del “surfero” y utilizaba el procedimiento del butrón para entrar en las empresas afectadas por sus actos delictivos. En total se han detenido siete personas, de las cuales tres han ingresado en prisión, y se están investigando cuatro personas más.

Los arrestados, de nacionalidad rumana y de edades comprendidas entre los 18 y los 41 años, residen en la ciudad de Lleida, desde donde dirigían la red, aunque daban sus golpes tanto en la provincia de Lleida como en la de Zaragoza. Se les acusa de 16 delitos con fuerza -ocho de los cuales perpetrados en camiones y ocho más en empresas y otro tipo de instalaciones-, pertenencia a grupo criminal, falsificación de documento público y usurpación de estado civil. En este sentido los investigadores han descubierto que el grupo llegó a falsificar documentos personales para hacerse pasar por otra persona con el objetivo de dificultar a las fuerzas policiales su identificación.

Así robaban ‘surfeando’

Las primeras pesquisas se iniciaron en abril de este año con la investigación, por parte de la Guardia Civil de Zaragoza, de siete robos en camiones mediante el método conocido de “los surferos”. Los vehículos fueron asaltados mientras circulaban por vías rápidas a su paso por la provincia de Zaragoza. Los asaltantes utilizaban vehículos de diversa tipología para cometer sus robos actuando con gran precisión y celeridad en cada golpe. La red dejó de actuar en el mes de marzo ante la alarma social creada a raíz de estos siete robos. Un paréntesis que aprovechó para reorganizarse, incorporar nuevos integrantes y llevar a cabo más atracos en el mes de agosto, esta vez en el interior de empresas e instalaciones, donde sustrajeron herramientas, elementos de riesgo de grandes superficies, fitosanitarios y material informático y tecnológico.

Un método de alto riesgo

Según los Mossos d’Esquadra, el modus operandi de los surferos es todavía “poco conocido” en Catalunya, “complicado” de ejecutar y entraña un alto grado de riesgo. En este sentido los ladrones utilizaban en cada asalto a camiones en ruta tres vehículos. El primero de ellos se posicionaba delante del objetivo, previamente fijado, para que redujera la velocidad; el segundo se situaba en la parte posterior del vehículo objeto del atraco, desde donde se cometía el robo. Este segundo turismo disponía en ocasiones de techo solar y estaba preparado para la ejecución de esta modalidad delictiva: solo tenía un asiento para el conductor con el fin de tener más espacio de movimiento para el miembro de la banda que actuaba de “surfero”.

El llamado “surfero” utilizaba arneses, salía por el techo solar o por la ventana, se situaba en el capó del turismo y desde allí fracturaba la cerradura del semirremolque del camión con una herramienta específica, como una radial, y accedía en el interior de la caja. Una vez dentro substraía los productos y los lanzaba a la cuneta. En ese momento entraban en acción los componentes del grupo que iban en el tercer vehículo, que se encargaban de recoger la mercancía. La banda trasladaba el material robado a La Rioja, desde donde se daba salida rápidamente a los productos sustraídos en el mercado negro del Estado español, pero sobre todo en Rumanía. Los investigadores también han podido averiguar que la red, perfectamente jerarquizada, estaba estudiando nuevas rutas de camiones para perpetrar más robos. De hecho, el último golpe se produjo la noche del 11 al 12 de octubre en un camión que transportaba material informático entre Tarragona y Madrid.

Las detenciones

Mossos d’Esquadra y Guardia Civil consiguieron desarticular el grupo la madrugada del sábado 15 de octubre en Lleida. Después de las detenciones se realizaron dos registros en dos domicilios de los detenidos ubicados en Lleida y Bellvís, donde se encontraron materiales utilizados para la comisión de los robos, entre los que destaca un motor extractor portátil de gasoil para sustraer el combustible de los camiones atracados en ruta. La investigación continúa en marcha para determinar la procedencia de otros productos encontrados en las viviendas de los presuntos delincuentes así como el destino del material robado. De los siete detenidos, cuatro han quedado en libertad con cargo y el resto han ingresado en la cárcel.

lavanguardia.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte