Galicia y Portugal, hermanadas en sus policías de tráfico

PORTUGALYESPAÑAGUARDIAS

La Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal se dejó ver ayer en la autovía A-52 en Ourense participando en un control conjunto con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. No sancionaban los guardias de Tránsito lusos, sino que participaban en uno de los dispositivos que ambos cuerpos realizan con periodicidad trimestral a cada lado de la raya para intercambiar información y métodos de trabajo. Estas acciones se enmarcan dentro de un convenio bilateral entre España y Portugal en materia de colaboración policial y se llevan a cabo no solo en asuntos de tráfico, sino en otros ámbitos como la seguridad ciudadana y la lucha contra la delincuencia o el terrorismo.

Pero en Ourense, los más frecuentes -cuatro al año, alternativamente cada trimestre en un país- son los que reúnen a los cuerpos especializados de tráfico. Ayer realizaron uno conjunto en el punto kilométrico 202 de la autovía A-52, a la altura de Sandiás, en el que participaron un sargento ayudante, tres cabos y dos guardias principales de Tránsito de la GNR. Los guardias civiles españoles -un teniente, un sargento, tres cabos y catorce agentes- mostraron a sus colegas portugueses cómo realizan las pruebas de drogas y los controles de pesaje de camiones para comprobar si llevan más tonelaje del permitido.

Contacto personal

Tanto la Guardia Civil como la GNR tienen estructuras similares. Ambos cuerpos tienen carácter militar y cumplen funciones parecidas, con un despliegue territorial y organizativo semejante, pero el conocimiento de los protocolos de cada uno y el contacto personal que se establece en estos dispositivos ayuda a la hora de recurrir a las fuerzas del otro lado de la raia cuando surge algún caso en las carreteras que difuminan la frontera.En este caso se trató de un dispositivo entre agentes y mandos intermedios, pero en otras ocasiones se organizan encuentros de coordinación entre cargos superiores para mantener el alto grado de cooperación existente entre los dos cuerpos policiales.Los agentes lusos, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, se interesaron en particular por el sistema que se utiliza en España para detectar la presencia de drogas en los conductores. Si a este lado de la frontera se utilizan los test salivales, en Portugal se espera por los análisis de sangre para detectar los estupefacientes. El próximo control conjunto tocará del lado portugués.

Más de 50 denuncias

El operativo realizado ayer tenía como finalidad el intercambio de información y procedimientos, pero no fue un control teórico, sino que tuvo su efecto sobre los infractores. Durante la mañana, los guardias civiles españoles denunciaron a cincuenta conductores por excesos de velocidad, a dos por presencia de drogas en su organismo y a dos chóferes profesionales por exceder el tiempo de conducción o descansar menos de lo que debían. Cinco vehículos de mercancías también fueron objeto de multas por superar el peso permitido. Otros ocho conductores fueron denunciados por otros aspectos de seguridad vial, como no llevar los neumáticos en buen estado.

Fuente: lavozdegalicia.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte