Encarcelado un camionero que provocó un accidente con dos fallecidos y huyó

El conductor de un camión, de nacionalidad eslovaca, que en la noche del 23 de septiembre arrolló un automóvil en el peaje de Rondissone la autopista A-4  Milán-Turín, provocando un accidente en el que fallecieron de dos personas, sin detenerse, está detenido y encarcelado acusado de tres delitos graves.

Después de la colisión, el conductor del camión continuó su viaje hasta que fue detenido por una patrulla de la policía de tráfico a la altura de Villarboit, a unos cuarenta kilómetros del lugar del accidente. Cuando la policía logró detener el camión, el conductor, un hombre de 63 años, mostró síntomas evidentes de embriaguez, con cierta dificultad para mantenerse en pie.  Incapaz de proporcionar información a los agentes, afirmando que no recordaba nada del accidente ni de haber implicado a dos vehículos en el mismo. En una primera reconstrucción de los hechos, parece que el conductor ya había chocado anteriormente con un vehículo y obstaculizado a otro en las afueras de Turín, minutos antes del accidente.

En el coche siniestrado viajaba una familia de origen marroquí, formada por un matrimonio y sus tres hijos: un bebé de dieciocho meses y otros dos niños de cinco y tres años. Los padres de 39 y 30 años, fallecieron en el acto, mientras que los niños fueron trasladados al hospital Regina Margherita, en Turín, en estado grave. En el accidente, también resultó herido el conductor de otro vehículo, siendo trasladado a un hospital en Chivasso.

Las investigaciones continúan abiertas, pero los jueces han ordenado la detención inmediata del conductor que ha ingresado en la cárcel de Vercelli, acusado de tres delitos graves: doble asesinato, muerte por negligencia y conducción bajo los efectos del alcohol.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte