120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera T2O

Ocho cortes del tráfico en la N-340 provocan largas retenciones.

 

Desde primeras horas de la tarde de este viernes, se han producido hasta ocho cortes del trafico rodado en la N-340 en las Terres de l’Ebre, con motivo de las nuevas manifestaciones convocadas por las asociaciones de vecinos de esta comarca tarraconense, a las que se ha sumado las asociaciones de transportistas.

Vecinos y usuarios de esta carretera nacional se han manifestado pidiendo soluciones para esta vía ante la alta siniestralidad que se ha producido durante este año. Las manifestaciones se han registrado a lo largo de los ocho municipios cuyos alcaldes estaban entre los convocantes, a lo lardo del recorrido que va desde l’Ametlla del Mar hasta Alcanar en la provincia de Castellón. A esta convocatoria también se había sumado la Federación Empresarial de Auto Transportes (FEAT) de la provincia de Tarragona y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) había apoyado estas manifestaciones.

Bajo el lema “No mas muertes, basta de peajes”, los vecinos y los alcaldes de los consistorios de San Carles de la Ràpita, Alcanar, Amposta, Camarles, l’Aldea, l’Ampolla, Perello y l’Ametlla del Mar unidos en el conocido como “Pacto de Bèra”  han provocado retenciones de hasta 50 kilómetros. Por su parte se ha sumado una flota de camiones que han ralentizado el tráfico circulando a 40 kilómetros hora por la autopista AP-7 en ambos sentidos.

A esta convocatoria vecinal también se han unido vecinos de los municipios del norte de Tarragona que sufren los mismos problemas en la N-340, junto a miembros de la mesa del Sénia ya que en su tramo de la provincia de Valencia sufren problemas parecidos. Cabe recordar que en esta carretera nacional en su tramo catalán se producen uno de cada diez accidentes mortales y durante este año 2015 ya han perdido la vida 16 personas.

Durante la manifestación se han pedido soluciones tanto al gobierno autonómico como al Ministerio de Fomento, quejándose de que hasta el momento las único que se ha hecho es llenar de rotondas las N-340 con la intención de ralentizar el tráfico. Los asociaciones de vecinos, los alcaldes y los transportistas piden la gratuidad total de la autopista AP-7 para los camiones, mientras que la Consejería del Territorio de la Generalitat de Cataluña es partidaria de bonificar a lo vehiculos pesados para que circulen por la autopista.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte