Autónomo-automonos y monos.

Carreteras.jpg.

Esteban Rivera.- El Transportista autónomo, real ,es aquel que tiene el camión, la tarjeta de transporte a su nombre y posee el titulo de Transportista. Factura, paga y responde en su nombre.Trabaja para quien quiere y lo que quiere y al precio que quiere, poco trabaja para el flotista y huye de este como de la peste.

El autónomo (no es transportista por que la tarjeta no esta a su nombre), digamos (serie B), es aquel que tiene su propio camión, la tarjeta de transportes a nombre de una cooperativa o S.L. y puede tener el titulo o no, pero normalmente pasa de cumplir la norma de los tres camiones, factura y paga a nombre de la cooperativa. Trabaja para quien quiere y cuando quiere. Mucha similitud con el autónomo real pero con la pega del papeleo y la facturación, ademas de la titularidad.

El autónomo (serie C), que en realidad no lo es, es aquel que no tiene camión propio, es alquilado, trabaja y paga a nombre de una cooperativa. Trabaja para un flotista o logistica y es mas o menos como un asalariado sin derechos. Este suele tener problemas por todos lados, vamos semiesclavitud, pero dada la situación actual es una forma de poder currar.

El chofer (serie A), pata negra, el profesional de verdad, este trabaja y cobra con dignidad,como sabe de su valía la hace valer y cuando le tocan las barbas se cambia de curro, tonterías ninguna y trabajo no le falta.

Conductor (serie B), lo que viene a ser un aficionado, sabelotodo, prepotente, que se quiere comparar con el chofer de verdad sin poder, dado que no conoce mas que la basura se cree que todo el mundo se revuelca en ella y dada su estrecha relación con el autónomo serie C se cree que incluso puede compararse al autónomo real. Es tal su estupidez que no se da cuenta que el autónomo carga para quien quiere y al precio que quiere, que sale el fin de semana que quiere y trabaja los festivos que quiere. Que sin ningún apuro se lleva a su casa limpio el doble que la miseria que cobra el por su falta de profesionalidad.

No se da cuenta que el chofer profesional y que conoce la situación del sector tiene muy claro cuando tragar y cuando no, cuando dar un puñetazo en la mesa y cuando no, normalmente cuando casca el puñetazo rompe la mesa, entre otras cosas por que puede. Este hace poco ruido, trabaja, cobra y a casica.

El autónomo real y el chofer pata negra poco se llevan en el tema de la pasta que se llevan casa y poco en sus condiciones laborales, un poco a favor del autonomo por que puede disfrutar de sus vacaciones, días de fiesta a su eleccion y tiene mas libertad de movimiento.

El autónomo (serie C) de tercera y el conductor aficionado, el pisapedales, también se llevan poco, comen mucha caquita, sus condiciones laborales son penosas y se pasan el dia pidiendo una unión y compañerismo que no se merecen ni por su profesionalidad. ni por su estupida forma de actuar, ellos son los culpables de la mayoría de problemas del sector. Este pide ayuda para que otros defiendan lo que el no puede, es agresivo, maleducado, prepotente, falton, vamos una joyita.

Tragando,tragando y apoyando con su actitud al explotador y mafioso flotista, logístico o intermediario de turno. Piensa que lo mas bajo de la escala laboral es una puta y ni esas ponen el culo gratis. Aun queda otra alimaña, gusano despreciable que es el transportista ilegal pero ese tiene un capitulo aparte….. Ala ahora vas y lo cascas.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte