El conductor del tráiler cree la versión de Rosa Valdeón

CONDUCTORVALDEON

Raúl Pérez, el chófer del camión, un tráiler, al que el automóvil que conducía Rosa Valdeón, al rozarlo, rompió un escalapié, ha comentado a este periódico que es posible que no se enterara del toque, porque “ni frenó ni aceleró su vehículo; yo tampoco supe si lo conducía una mujer o un hombre ni el número de personas que viajaban dentro del coche. Sinceramente, insisto, no realizó ninguna maniobra extraña después de tocar al camión. De ahí que se puede creer lo que dijo en rueda de prensa, que se enteró al ser detenida en Morales de Toro”.

Este profesional comenta a “El Día de Zamora” que el camión llevaba una velocidad de unos 90 kms/hora y que “no sabe de dónde se sacan que el vehículo de la vicepresidenta fuese a 170 km/h., porque, en principio, no pasaría de los 120. Creo que iba a una velocidad normal para una autovía. Apostaría a que no iba muy fuerte. Yo me aparté, cuando noté el choque, por instinto que sin desviar mucho la trayectoria, y llamé al 112. Y es posible que fuera con una velocidad programada”.

Vicente Cueto, propietario del camión, vecino de Bercianos del Páramo, confiesa que “es creíble la versión que ha dado Rosa Valdeón, porque solo rompió el escalapie del tráiler, que costará unos 150 euros repararlo, sobre todo porque hay que pintarlo de rojo y de fábrica vienen en blanco. También influye el coche que condujese a la hora de darse cuenta o no del toque. Tampoco he visto el coche de la vicepresidenta para afirmar que los daños que tuvo”. Respecto a la dimisión de la política zamorana, cree Cueto que le parece “excesiva, porque hay otros que han robado y ahí siguen en política. No debió dimitir. Y se lo dice una persona apolítica”.

Por cierto, Cueto, propietario del tráiler, no ha denunciado el incidente. Por otra parte, profesionales de la psicología y psiquiatría han comentado a este periódico que “no es necesario haber ingerido bebidas alcohólicas para que se produzca en una persona en tratamiento con ansiolíticos cierta anestesia y no ser sensible a los estímulos externos”, tal y como le ocurrió a Rosa Valdeón, en el incidente registrado en la tarde del pasado viernes, en la provincia de Ávila.

Fuente: eldiadezamora.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte