El impacto que la industria logística prevé por vehículos autónomos

SINCONDUCTORCAMION

Francisca Howard  Francisca Howard. Business Development. Director at Driving.

Un cambio radical. Así es como la industria logística global prevé al advenimiento de la tecnología de vehículos autónomos en la gestión de bodega, la gestión en logística y cadena de suministro y las entregas en la última milla (last-mile), entre otras áreas cruciales para este negocio.

Lo que comenzó hace un par de año, cuando Amazon anunció su servicio de entrega con drones, ha rápidamente avanzado hacia camiones (como Mercedes) y autos (Google) autoconducidos, y hacia la reciente noticia de que Uber ha comprado la startup Otto, creadores de un camión totalmente autónomo, lo cual será un pilar importante en su división de vehículos autónomos. Una área de negocio que apunta a ser uno de los principales motores para el crecimiento de Uber. De hecho, esta empresa ha abierto un Centro de Tecnologías Avanzadas en Pittsburgh (Estados Unidos), donde expertos en robótica están trabajando para liderar el mercado de la tecnología de auto-conducción. Ahora bien, este tipo de solución ha sido concebida para reducir las tasas de accidentes y ayudar a los camioneros en vez de reemplazarlos definitivamente. Según Bloomberg,

“Otto ha desarrollado un kit que permite a los grandes camiones conducirse a sí mismos en las autopistas y así, en teoría, liberar a sus conductores para que puedan dormir una siesta en la parte posterior de la cabina. El sistema está siendo probado en carreteras alrededor de San Francisco (California, Estados Unidos). Aspectos de esta tecnología serán incorporados en la flota de vehículos de Uber y serán usados para iniciar un nuevo servicio, al estilo de Uber, para el transporte en rutas largas en los Estados Unidos, y servicios de entrega urbanos -como Uber Eats- que la empresa ya ofrece”.

En tanto, el objetivo de la startup no es fabricar vehículos auto-conducidos, sino crear kits de auto-conducción que puedan ser implementados en las actuales camiones. A pesar de ello, “no está claro si Uber planea competir con las empresas de entrega como UPS y FedEx, pero podemos ver claramente que este tipo de programa podría complementar las otras ofertas de la empresa”, dice Supply Chain 24/7.

Nuevos desafíos para la industria

Los negocios basados en crowdsourcing (servicios entregados por un gran número de personas) y la tecnología de conducción autónoma están uniendo sus fuerzas para entregar nuevas soluciones a consumidores cada vez más exigentes. Al respecto, Supply Chain 24/7 sostiene que la generación de millennials “es mucho menos leal a las marcas clásicas que las generaciones anteriores, y los datos muestran que los consumidores están ansiosos por tener servicios de despacho y entrega más rápidos, más transparentes y de mejor calidad, y no les importa mucho quiénes sean los proveedores de estos servicios”.

Más aún, este medio especializado en logística de cadena de suministro explica que la tecnología ha puesto frente a frente a gigantes de la logística como FedEx y UPS contra sus competidores, como Amazon.com, Google, Uber, Postmates y otras startups.

“La movilidad que trajo consigo la proliferación de los smartphones, aplicaciones y dispositivos conectados vía WiFi ha creado un clima de gratificación instantánea y ha dado cabida a un mercado de rápido crecimiento para los servicios de entregas on-demand, como Postmates”.

De hecho, un estudio de consumo desarrollado en Estados Unidos el año pasado por Acquity Group muestra que: El 75% de los consumidores recibiría entregas de operadores de logística tercerizada, en vez de pedir sus productos directamente a la tienda de retail. El 64% de los consumidores pagarían más por una entrega más rápida. El 39% estaría dispuesto a pagar más si el despacho sea realiza el mismo día de la compra.

Hasta ahora, el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma ha revelado los siguientes desafíos para la industria de la logística y la cadena de suministro: El costo de entrada a esta industria ha bajado, debido a las nuevas tecnologías, y las empresas debieran estar preparadas para un mayor número de nuevos actores. – Las compañías de crowdsourcing están entrando a la industria con nuevos modelos de negocios. Uber, por ejemplo, está planeando usar su flota de 200.000 conductores para hacer entregas en tramos cortos.

– No nos olvidemos de los drones Si bien este negocio aún requiere de varias regulaciones a nivel global y local, sigue siendo una atractiva opción, especialmente porque con éste las empresas se olvidarían de la congestión vehicular.

“Estos servicios pop-up (que aparecen muy rápido) no han impactado mucho en el monopolio de despachos de FedEx y UPS -dice Supply Chain 24/7-, pero FedEx denominó recientemente al 2015 como un ‘año de transformación’, luego de reportar una baja de 4% en las utilidades del tercer período del año, y un 27% de incremento en los costos operativos anuales, lo cual supera al crecimiento de las ganancias de la compañía en 2%”.

Analizando la industria de la conducción autónoma

El año pasado DHL lanzó un reporte acerca de “Los vehículos autoconducidos en la logística”, en donde la empresa desarrolla un completo análisis a esta nueva tecnología y cómo impactará en la industria de la logística y la cadena de suministro:

Mejor seguridad: “Las investigaciones indican que un 90% de los accidentes de tránsito son causados por los conductores. Los defensores de los vehículos autónomos usan estadísticas como esta para argumentar que los sistemas autónomos toman mejores y más rápidas decisiones que los humanos”.

Adaptabilidad al tránsito: “Los vehículos autoconducidos siempre monitorean y se adaptan al tránsito y las condiciones climáticas, y así evitarán obstáculos en el camino, lo harán con mayor agilidad, velocidad y seguridad que un conductor humano”.

Más eficiencia: Esta tecnología puede escoger rutas más rápidas y menos congestionadas. Mayor eficiencia de combustible: Gracias a la eficiencia en el tránsito, estos vehículos pueden optimizar el uso del combustible, en vez de desperdiciarlo en medio de una congestión vial. Menor impacto ambiental: “Con menos autos y un consumo más eficiente de combustible, los sistemas autónomos están programados para minimizar el impacto ambiental”.

Operaciones en bodegas: Con un sólido sistema bajo techo de navegación y análisis situacional, además de cámaras de profundidad y dispositivos láser, los vehículos autoconducidos pueden optimizar la gestión de bodegas, especialmente cuando se trata de grandes instalaciones y el tiempo corre.

Transporte y carga autónomos: Los vehículos autónomos en las bodegas tienen la habilidad no solo de transportar bienes, sino también de combinar otros pasos del proceso logístico como la carga y descarga, para mejorar la eficiencia de todo el proceso”.

Operaciones logísticas en exteriores: “Muchas empresas están buscan maneras de reducir la congestión y mejorar la seguridad en las zonas de cargas. La combinación de los clásicos montacargas y los camiones, así como los peatones en el ambiente de carga pueden dificultar las maniobras, haciéndolas más peligrosas e ineficientes”. “Por lo tanto, los vehículos autoconducidos pueden entregar una gran solución mediante la ejecución de todo tipo de soluciones en la logística de la zona de carga, incluyendo el manejo y reubicación de cargas como pallets y permutas”.

La entrega en la última milla: DHL sostiene que esta es la parte más impredecible de todo el proceso logístico. “Este ambiente es, al mismo tiempo, complejo y dinámico, particularmente en áreas urbanas congestionadas que están repletas de camiones, autos, ciclistas, peatones y más”. Pero esto también representa una ventaja para la tecnología de autoconducción porque las velocidades de desplazamiento son menores y los vehículos tienen más tiempo para reaccionar y ‘pensar’ alternativas, y así cumplir con la entrega en la última milla.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte