Sancionado un Guardia Civil por pedir un móvil de alta gama a cambio de no poner una multa - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Sancionado un Guardia Civil por pedir un móvil de alta gama a cambio de no poner una multa

Un agente de la Guardia Civil ha sido sancionado por ofrecer a una conductora un “trueque” para evitar una multa de tráfico. La conductora circulaba en un vehículo con pegatinas de la marca LG, para la que trabajaba de comercial, y el agente le pidió un teléfono de alta gama. “Si me das, yo te doy” le dijo.

Los hechos se remontan a septiembre de 2013, pero no ha sido hasta ahora cuando la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado la sanción de pérdida de diez días de haberes con suspensión de funciones por un delito de “abuso de autoridad en el ejercicio del cargo”.

A las siete y media de la tarde de aquel día, el agente prestaba servicio de vigilancia de carreteras en la zona sur de Madrid. En un momento dado visualizó que en uno de los coches afectados por un atasco había una conductora utilizando su móvil, como el mismo declaró posteriormente.

“Si tú me das, yo te doy”
El guardia se acercó al vehículo, un Toyota Auris, y comprobó que llevaba unas pegatinas de la marca de electrónica surcoreana LG. Le comunicó a su conductora que iba a proceder a denunciarla, puesto que no estaba permitido el uso del móvil aunque la circulación estuviese parada. Le anunció su intención de imponerle una multa de 200 euros.

A continuación, según figura en la sentencia judicial, le preguntó si era “jefa” de LG, a lo que la conductora le respondió que tan sólo era una empleada del departamento comercial. “Si tú me das, yo te doy” le contestó el agente antes de proponer este cuanto menos curioso ‘trueque’.

“Si me consigues un L9…”
“Si me consigues un móvil LG Optimus L9 no te multaré” (un teléfono que por entonces acababa de salir al mercado por algo más de 300 euros). La conductora respondió que no podía acceder a tal petición. “Verás, esto es un trueque, intenta conseguirlo y no te estreses tanto”. “Aquí tienes mi teléfono móvil, llámame mañana por la mañana, que por la tarde tengo que trabajar, y me cuentas si lo has podido conseguir. Si no, te tendré que multar”.

Según recoge la sentencia, la conductora volvió consternada a su domicilio, donde le contó a su cónyuge lo sucedido. Este lo puso en conocimiento de un amigo suyo, guardia civil, que también dio parte a un capitán. El oficial llamó días después a la mujer para preguntar lo que había ocurrido. Poco más tarde se abrió el expediente disciplinario al agente.

La versión del agente
En su defensa, el agente aseguró que los hechos habían ocurrido de una forma diferente. Cuando se estaba procediendo a notificar la sanción de tráfico, el agente que le habría comentado a la conductora que su esposa era usuaria de la marca y que no estaba muy contenta, porque el terminal “funcionaba un poco mal”.

Según su versión, la conductora se habría ofrecido a mediar con el servicio técnico de LG para solucionar estos problemas. El agente accedió y le dio su número de contacto. Eso explicaría, tal y como alegó la defensa, que la conductora tuviese apuntado el número de teléfono personal del agente.

Fuente: elconfidencialdigital.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados