Familiares de cuatro víctimas del choque de la A-7 quieren conocer si el chófer iba utilizando el móvil - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Familiares de cuatro víctimas del choque de la A-7 quieren conocer si el chófer iba utilizando el móvil

Los familiares de cuatro de las cinco víctimas mortales del accidente ocurrido el pasado día 9 a la altura del área de servicio La Paz, en la autovía A-7, van a defender en el juzgado que instruye las diligencias sobre este caso que el camionero, un vecino de Totana de 38 años, conocido por el sobrenombre de ‘El Punchas’, «desatendió completamente la circulación».

Así lo sostiene el abogado Pedro López Graña, que ejercita la acusación particular en nombre de la familia de las víctimas y que está convencido de que solo una distracción puede explicar que se produjera un choque con tan graves consecuencias.

«Había buena visibilidad en la carretera, el chófer estaba situado en un plano más elevado que el resto de los conductores y, pese a ello, ya en el primer impacto contra una furgoneta no quedó ni la más mínima huella de frenada. Y en las colisiones que luego se fueron sucediendo, hasta con ocho vehículos, tampoco llegó a frenar».

Además de tratar de incidir en la línea de una posible afectación por un consumo de sustancias estupefacientes -el conductor dio positivo por cocaína, aunque afirmó que la había tomado dos días antes-, el letrado pedirá al juzgado que se oficie a la compañía telefónica correspondiente para conocer si iba utilizando el móvil, bien hablando por teléfono o bien enviando algún mensaje de SMS o WhatsApp.

Igualmente, prestará especial atención a si se respetaron los periodos de descanso y si se cumplieron los requisitos legales para obtener y renovar las acreditaciones profesionales para el transporte profesional. Pedro López Graña, un abogado especializado en accidentes de tráfico y que ha intervenido en asuntos de la relevancia del autobús de Bullas o el accidente de tren en Chinchilla, se lamentó de que un conductor de un vehículo de gran tonelaje pueda incurrir en una distracción, en ocasiones simplemente por actuar de manera rutinaria.

«Un transportista profesional asume una enorme responsabilidad al volante de uno de esos vehículos, que implican un gran riesgo. Los daños que puede ocasionar un camión de gran tonelaje son tremendos y exigen tanto cuidado como el que debe portar quien lleva un arma de fuego. Solo hay que recordar que los camiones ya están siendo utilizados incluso como arma terrorista».

El abogado concedió que el camionero «no debía de querer matarlos, porque de lo contrario sería un asesino, pero lo cierto es que con su actuación se llevó cinco vidas por delante y causó numerosos heridos». A tal respecto, reflexionó sobre la situación desgarradora de esa familia. «Una mujer ha perdido a su marido, a su hija, a una hermana y a una sobrina. Los hermanos han perdido a una hermana, a dos sobrinas y a un cuñado. Y la abuela ha perdido a una hija, a dos nietas y a un yerno. Son tragedias imposibles de soportar para cualquier persona».

Por tales razones y por su supuesta falta de atención al volante, López Graña avanzó que tratará de obtener «la mayor pena de prisión posible para el transportista», a quien considera responsable del homicidio por imprudencia de cinco personas, además de numerosos delitos de lesiones.

Fuente: laverdad.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados