El proyecto del parking de camiones de Vila-real pierde velocidad - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

El proyecto del parking de camiones de Vila-real pierde velocidad

Complicaciones en la tramitación demorarán la obra. Los transportistas deben decidir si quieren desarrollar todo el PAI en la zona donde se ubicará la campa.

El proyecto para la construcción de un aparcamiento de camiones, una de las reivindicaciones históricas de los transportistas de la ciudad de Vila-real (Castellón), se encuentra en estos momentos en un ‘atasco’ temporal debido a «problemas técnicos» que han surgido en la tramitación urbanística. El alcalde de la ciudad, José Benlloch, explicó que el proyecto se encuentra en un ‘impasse’ a la espera de resolver aspectos técnicos que demorarán el inicio de las obras.

El Ayuntamiento de Vila-real y la Asociación de Transportistas de la localidad financian esta actuación que «no queda aparcada sino que simplemente sufrirá algo de retraso», insistió el primer edil. Un extremo que confirmó Eliseo Arrufat, miembro de la directiva de la Asociación de Transportistas de Vila-real. «Han aparecido una serie de problemas técnicos, y la fecha de inicio de obras dependerá de la solución que finalmente se adopte y de los procedimientos administrativos que sea necesario llevar a cabo», apuntó Arrufat, quien no quiso dar más detalles de los contratiempos burocráticos.

Eso sí, Arrufat aseguró que «la asociación sigue interesada en desarrollar el aparcamiento, esto simplemente supone un retraso, pero el proyecto se llevará a cabo».Cabe recordar que la campa de camiones se ha proyectado en unos terrenos de 33.000 metros cuadrados, situados entre las instalaciones de la empresa Porcelanosa y la depuradora mancomunada. Con una capacidad para 232 vehículos, destaca además por su cercanía a la futura ronda Suroeste. Los terrenos forman parte de un programa urbanístico y, según apuntó el alcalde Benlloch, «para continuar con la tramitación del expediente es necesario que la Asociación de Transportistas decida si renuncia a desarrollar el PAI o si por el contrario quieren seguir adelante con la reparcelación».

El desarrollo del aparcamiento para vehículos pesados supondrá una inversión de 600.000 euros, según anunciaron en su día el alcalde y los responsables de la asociación. De esta cantidad, la aportación municipal comprometida por el alcalde se situará entre los 300.000 y los 400.000 euros. La Asociación de Transportistas cuenta con la financiación necesaria, según confirmó el primer edil, mientras que el Ayuntamiento gana tiempo para garantizar su aportación gracias al retraso ocasionado por estos trámites urbanísticos. El alcalde apuntó en su día la posibilidad de destinar parte de la subvención de los fondos europeos Edusi a este proyecto.

Pero de momento Vila-real ha quedado fuera de las dos primeras convocatorias y está tramitando la propuesta para concurrir una tercera vez, por lo que todavía está por ver si resultará beneficiaria. En cuanto al presupuesto actual del Ayuntamiento, después de haber tenido que llevar a cabo un reajuste de partidas para poder finalizar el ejercicio, el equipo de gobierno no tiene margen de maniobra en las cuentas de este año. En todo caso, la financiación se podría incluir en el presupuesto de 2018 siempre que quede resuelta la burocracia.

Fuente: elmundo.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados