Grupo Alonso: un gigante multisectorial de 650 millones de euros - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Grupo Alonso: un gigante multisectorial de 650 millones de euros

La corporación valenciana comenzó su andadura en 1962 en el transporte terrestre y está presente hoy en más de 180 países | Reúne a más de cien firmas de logística, energía, construcción, automoción, ocio, servicios y alimentación.

La historia de este grupo empresarial de capital valenciano arranca en el año 1962, cuando Francisco Alonso, su fundador, decide dejar la agricultura y empieza a trabajar en el sector del transporte. Un solo hombre, con un camión, dio origen a este gigante multisectorial que hoy agrupa a más de un centenar de empresas de logística, energía, construcción e infraestructuras, automoción, servicios, ocio y alimentación, con una facturación conjunta de 650 millones de euros y presencia en más de 180 países.

El grupo, propietario de marcas como Ron Legendario, los helados Fragolino o el club náutico Pobla Marina en Pobla de Farnals, cuenta con más de 1.500 profesionales en todo el mundo. Su origen logístico, primero en el transporte terrestre y poco después también en el marítimo y aéreo, continúa muy patente en la actualidad, al tratarse del área de negocio con mayor peso.

En una primera fase, la compañía con sede en la avenida del Puerto e instalaciones principales en Quart de Poblet se expandió en territorio nacional y dio los primeros pasos fuera de España. Con la entrada de la segunda generación, llegó también la consolidación en el mapa internacional, tras una última década marcada por la diversificación empresarial y la expansión exterior.

Es el propietario de Ron Legendario y del club náutico Pobla Marina en Pobla de Farnals

Su rápido y sólido crecimiento responde, según la empresa, al crecimiento continuo en el sector logístico, con la incorporación de navieras, consignatarias, transitarias, terminales y almacenes, junto a la apuesta por la internacionalización y la diversificación de las empresas.

Conexión ferroviaria

De cara al futuro, trabaja en conectar mediante ferrocarril sus distintas instalaciones. Con su Proyecto Logístico Global, apuesta por el ferrocarril, la multimodalidad y el transporte sostenible para reducir costes y emisiones contaminantes. Centrado en conectar los centros neurálgicos del tráfico marítimo de mercancías en España, con presencia en Barcelona, Valencia, Algeciras y próximamente en Madrid, su hoja de ruta prima el transporte eficiente de última milla, al renovar la flota de camiones a vehículos de gas natural, más eficientes y respetuosos con el medioambiente. Su objetivo es ofrecer servicios libres de CO2 en el horizonte 2030-2035.

Con la segunda generación al timón, también seguirá impulsando su expansión global y la apertura a nuevas áreas de negocio.

La corporación se reivindica como referente en el sector logístico internacional, avalado por cifras como los 185.000 contenedores transportados, los 75 millones de kilómetros recorridos por sus camiones o el índice de ocupación del 90% en sus instalaciones, que suman más de un millón de metros cuadrados.

Grupo Alonso, de hecho, está presente en los principales focos del transporte marítimo de mercancías del país. En Valencia, cuenta con una terminal portuaria en Sagunto de 100.000 metros cuadrados, con capacidad para 258.000 contenedores y buques de hasta 15 metros de calado, seis grúas pórtico y dos móviles de 120 toneladas. Además, tiene «en proceso de estudio y materialización la adquisición de una parcela anexa exterior, con futura conexión ferroviaria», por lo que estudió opciones en Parc Sagunt.

Complementa esta instalación con su plataforma logística de Quart de Poblet, de 200.000 metros cuadrados, para almacenaje, talleres de reparación de contenedores y vehículos y parking de vehículos pesados. Para 2018, prevé el desarrollo de un apartadero ferroviario que permita operar trenes de 750 metros, que combinen coches, contenedores, cajas móviles y bobinas.

La compañía también cuenta con una terminal intermodal de 220.000 metros cuadrados a seis kilómetros del Puerto de Barcelona, equipada ya con diez vías bajo grúas pórtico con anchos ibérico e internacional.

En Algeciras, dispone de una terminal de 120.000 metros cuadrados, a kilómetro y medio del puerto, en un enclave industrial que alberga a firmas como Acerinox y Cepsa. En este caso, el acceso ferroviario para trenes de 750 metros cuadrados se encuentra «en fase de proyecto». Además, posee una plataforma logística de 15.000 metros cuadrados en Alicante, otra de similares características en Murcia y dos más, en este caso como socio, en Portugal.

Fuente: lasprovincias.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados