El precio del diésel se encarecerá en Europa tras los huracanes de EEUU - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

El precio del diésel se encarecerá en Europa tras los huracanes de EEUU

Los precios de los carburantes, así como los del algunos productos químicos en Europa comenzarán a sentir estas próximas semanas la ola de huracanes que está asolando Estados Unidos. Los futuros del crudo US West Texas Intermediate se situaron el pasado viernes en 49,21 dólares barril, mientras que los del brent, de referencia en Europa, subieron 24 centavos hasta los 54,73 dólares el barril, después de alcanzar un máximo en la sesión de 54,79 dólares el barril, su nivel más alto desde abril. Una línea similar están manteniendo los futuros de los productos refinados, que en algunos casos han alcanzado máximos de los últimos dos años.

Desde que el 25 de agosto, el huracán Harvey llegara a Houston, la media de los precios de los carburantes se ha incrementado en España en dos céntimos, pero esta subida todavía no guarda relación con estos desastres climatológicos. Con este escenario, Europa atravesará este último trimestre del año un importante arbitraje en los precios del diésel y del queroseno, ya que cuando se recupere la producción en Estados Unidos, el primer lugar donde se espera que lleguen los productos es Latinoamérica.

Algunos países del Caribe utilizan petróleo menos pesado estadounidense para sus refinerías que también ha dejado de suministrarse, lo que abrirá un periodo de incertidumbre hasta que se vuelvan a estabilizar los mercados. Además, Rusia, otro de los grandes vendedores de diésel, atraviesa una etapa de revisión de refinerías lo que dificultará también la posibilidad de ofrecer un suministro alternativo.

Pese a todo, la Agencia Internacional de la Energía considera que el nivel de abastecimiento global de petróleo es correcto y no resulta necesaria una acción coordinada para abrir las reservas estratégicas de carburantes como hiciese con el Katrina en 2005.

En el caso español, BP tiene previsto realizar la parada de mantenimiento de la refinería de Castellón este próximo mes de octubre. España recibe de Estados Unidos prácticamente el 15% de las importaciones de diésel. Según los datos de la Corporación de Reservas estratégicas, el año pasado fueron 777.000 toneladas, de las 5,6 millones de toneladas que llegaron, lo que les convierte en el segundo exportador a nuestro país por detrás de Italia.

Según el último informe de la consultora IHS Markit, alrededor del 16% de la capacidad total de refino de Estados Unidos (cerca de 2,9 millones de barriles diarios) permanece cerrada en estos momentos, mientras que ocho de las 20 refinerías afectadas han podido comenzar a volver a producir a ritmos normales, así como algunos de los principales oleoductos desde los peores momentos de la tormenta Harvey en el que la producción interrumpida ascendía a 4,8 millones de barriles.

A esta situación se suman los problemas para el transporte que se han registado en la cuenca atlántica, lo que ha dificultado la llegada de crudo pesado a estas refinerías. De hecho, las importaciones de petróleo a la costa del Golfo de Estados Unidos cayeron a niveles no vistos desde la década de 1990, según el banco ANZ.

La producción de crudo estadounidense cayó también casi un 8% debido a Harvey, de 9,5 millones de barriles diarios (bpd) a 8,8 millones de bpd, según la Energy Information Administration (EIA) y los precios de los carburantes en el país han registrado importantes incrementos en los últimos días, así como desabastecimiento en las zonas afectadas por los huracanes.

Fuente: eleconomista.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , , ,

Los comentarios están cerrados