20.000 euros de multa por manipular el consumo de AdBlue - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

20.000 euros de multa por manipular el consumo de AdBlue

La Guardia Civil de Tráfico ha detectado un novedoso sistema de manipulación y uso fraudulento del sistema de post-tratamiento de gases contaminantes en un vehículo de gran tonelaje.

La detección de este sistema se produce el pasado 30 de agosto cuando agentes del Equipo de Inspección de Transportes, del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Aragón, procedieron a inspeccionar un vehículo de gran tonelaje en una vía de comunicación próxima a la capital Aragonesa.

Durante la inspección del tracto camión, que debería cumplir con la normativa EURO V relativa a la emisión de gases contaminantes, mediante la que determinados vehículos diesel deben instalar y utilizar correctamente un sistema de post-tratamiento de gases por el que se reducen las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), los agentes detectaron indicios de manipulación y desconexión de dicho sistema. Una irregularidad en el funcionamiento del dispositivo que debería haber activado, en la unidad central del vehículo, todas las medidas de seguridad y sistemas de involución para el conductor, y al no ser así, indicaba que el sistema se habría manipulado, ha informado la Benemérita en una nota de prensa.

La Guardia Civil procedió al traslado del vehículo al servicio oficial para efectuar una inspección exhaustiva de dicho sistema, donde se acreditó que se encontraba totalmente inoperativo por haber sido desconectado o anulado y por lo tanto emitía gases nocivos de óxido de nitrógeno a la atmósfera, no cumpliendo con la normativa vigente. Tras revisar toda la instalación eléctrica del camión se detectó, en un punto de la misma, la existencia de una derivación que no pertenecía a la instalación original del vehículo.

MULTA DE HASTA 20.000 EUROS

Tal derivación, llevaba al interior de la cabina del camión, en concreto a la parte inferior del volante del conductor, donde se localizó un dispositivo electrónico que efectuaba las funciones de “emulador” del sistema de emisión de gases. Este emulador, que se encontraba oculto en la caja de pedales (zona acelerador, freno,) es una centralita electrónica que simula el correcto funcionamiento del sistema, siendo muy dificultosa su detección. En el camión inspeccionado el sistema de post-tratamiento de gases del escape se realiza mediante la utilización de un reactivo de disolución de urea, denominado AdBlue.

Este reactivo fungible se inyecta en el sistema de escape de los vehículos para evitar que salgan a la atmósfera los gases de óxido de nitrógeno generados tras la combustión. Durante el proceso hace que reaccionen en el catalizador para que los óxidos de nitrógeno se descompongan y se transformen principalmente en nitrógeno, agua y CO2. Los tres son inocuos y, aunque el CO2 es un gas de efecto invernadero, es mucho menos “activo” que los óxidos de nitrógeno. La no utilización de este reactivo o manipulación del sistema de control de emisiones obligatorio deriva en una infracción a la Ley 34/2007 de calidad de aire y protección del medio ambiente, que puede conllevar una sanción económica de hasta 20.000 euros.

Por todo ello y tras haber detectado y verificado el incumplimiento de la normativa vigente en el vehículo inspeccionado, la Guardia Civil de Tráfico, ha procedido a remitir un informe de estos hechos al departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, para el inicio del correspondiente expediente sancionador. EUROPA PRESS

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Los comentarios están cerrados