Unos 300 pueblos de Aragón no tienen ningún servicio de transporte público - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Unos 300 pueblos de Aragón no tienen ningún servicio de transporte público

El Gobierno de Aragón prepara el nuevo mapa de líneas de autobuses regulares, que en lo esencial no ha cambiado desde los años 60. Cuarenta de las 48 concesiones de transporte público de Aragón son deficitarias y aproximadamente 300 núcleos de población no tienen ningún servicio de transporte público.

Estas son algunas de las conclusiones que hace del sistema de transporte público aragonés la dirección general de Movilidad e Infraestructuras, dependiente de la consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda.

Los responsables de este departamento, cuya máxima figura es el aragonesista José Luis Soro, andan inmersos desde hace meses en una ardua tarea: la de diseñar un nuevo mapa de concesiones de transporte público que se adapte a la realidad de la Comunidad. La situación actual de las líneas de autobús aragonesas ha sido objeto de concienzudos análisis, algunos de ellos con las tecnologías más innovadoras, como las técnicas big data.

Unos 300 pueblos de Aragón no tienen ningún servicio de transporte público

 
El motivo de este ‘marcaje en corto’ no es otro que la próxima caducidad de las concesiones (el 31 de diciembre de este año), cuya estructura data, en esencia, de la década de los 60 del siglo pasado. Ha sido esta circunstancia la que ha decantado la balanza de la consejería de Vertebración del Territorio para acometer estos trabajos de ‘rediseño’, sin duda alguna una labor compleja.

La tarea de repensar las líneas de transporte público de la Comunidad es tan ardua que el Gobierno de Aragón licitó, con un presupuesto de 250.000 euros (IVA excluido), la asistencia técnica de una empresa que ayudará a diseñar el nuevo mapa a través del análisis de la situación actual.

El análisis de la situación de partida es esencial. Es necesario detectar los puntos débiles de la actual estructura para que queden erradicados en el nuevo modelo. Por ello, los pliegos que rigen el procedimiento de asistencia técnica ya incluyen mucha información sobre el mapa actual, datos obtenidos a través de diferentes estudios realizados en los últimos tiempos. Los análisis que se incluyen en los pliegos no dejan lugar a dudas: las condiciones socioterritoriales y de movilidad de Aragón complican la prestación de este servicio público. “La extensión territorial y dispersión poblacional impiden la existencia de flujos coincidentes en el tiempo y el espacio, afectando a la viabilidad financiera de un sistema de transporte público colectivo de uso general”, se tercia.

“El sistema actual es ineficaz e ineficiente”, se asevera a continuación en el documento, porque existen aproximadamente 300 núcleos de población que no tienen ningún servicio de transporte público, hay núcleos con un nivel de servicio inadecuado, se dan duplicidades de tráfico tanto en la propia red de transporte público de uso general como entre los servicios de uso general y los de uso especial (transporte escolar), y los recursos públicos empleados no se aprovechan adecuadamente.

Sobre este último particular se afirma que existe baja cobertura de los servicios, tanto económica (ingresos/costes) como en términos de oferta y servicio (viajeros por kilómetro y plazas por kilómetro), y una inadecuación a las necesidades de movilidad de la población.

De acuerdo con el diagnóstico realizado por la DGA, en las concesiones de titularidad autonómica, “a pesar de que el grado de cobertura económica es aceptable”, se da la circunstancia de que 40 de las 48 concesiones son deficitarias. Además, se apunta que las subvenciones otorgadas por el Gobierno de Aragón apenas cubren el 55% del importe de las cuantías solicitadas por los prestadores. La subvención media que aporta la DGA es de 18 euros, según los datos oficiales, pero hay casos en los que llega a los 228 euros por viajero.

Nuevo mapa para 2018 o 2019

El director general de Movilidad e Infraestructuras, José Gascón, ha explicado que la adjudicación de la asistencia técnica para la elaboración de este proyecto, que tilda de “paso previo [a la elaboración del mapa] y absolutamente necesario”, está a punto de culminarse y espera poder empezar a trabajar con la empresa adjudicataria después del verano. Las concesiones actuales expiran el 31 de diciembre de 2017. El nuevo mapa no estará listo entonces, si no en 2018 o lo más tardar 2019. La dirección general que dirige Gascón quiere que el nuevo sistema tenga “un nivel de servicio adecuado” que atienda los “itinerarios y horarios adaptados a las necesidades de movilidad actuales”.

Fuente: heraldo.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , , , , , , , ,

Los comentarios están cerrados