Denuncian el robo de gasóleo en camiones aparcados en el polígono del Espíritu Santo - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Denuncian el robo de gasóleo en camiones aparcados en el polígono del Espíritu Santo

Los camioneros que estacionan sus vehículos por las noches en el polígono del Espíritu Santo están siendo víctimas de los ladrones. Al menos eso es lo que denuncian los profesionales del sector, que han visto cómo en las últimas semanas se han incrementado los robos de gasóleo de los depósitos de los camiones estacionados en la zona, una práctica delictiva que no es nueva para los camioneros, pero que últimamente se repite con más frecuencia. “Este fin de semana hubo al menos cuatro o cinco robos. Muchos de los afectados pasan por aquí a repostar y te cuentan lo que les ha pasado, por eso lo sabemos de sobra”, explica el lavianés Gaspar Fernández, que trabaja en una de las gasolineras del polígono.

Garrafas y una manguera

Los métodos que utilizan los ladrones para llevarse el gasóleo de los camiones no tiene mucho secreto. “Vienen con una furgoneta llena de garrafas y aparcan al lado del coche. Después revientan la tapa del depósito como pueden, meten una manguera y te sacan todo lo que tienes en el tanque”, explica Ángel Prado, un camionero vizcaíno que ayer estaba en el polígono del Espíritu Santo para traerle bebidas a una conocida cadena de supermercados. A él nunca le han robado en Asturias, pero sí que ha sufrido ataques similares en otros puntos de la geografía española y durante sus viajes al extranjero. “Yo llevo una especie de candado casero porque me da un poco más de seguridad, pero me han llegado a robar hasta estando durmiendo dentro del camión. No sólo nos roban el gasóleo, a mí me han quitado pilotos, el retrovisor y hasta la defensa de aluminio”, afirma Prado.

El incremento de los robos ha llevado a los profesionales a tomar otras medidas. “Ahora casi nadie llena los depósitos. Los camioneros calculan el viaje que tienen que hacer en el día y repostan lo justo para llegar por si acaso son víctimas de un robo”, dice Fernando García, que también trabaja en la gasolinera del polígono. “El problema es que esta zona por las noches se queda muerta y no hay casi nada de vigilancia. Los camiones que pasan la noche en el Centro de Transportes no tienen problema, pero los que duermen fuera están muy expuestos a los ladrones”, señala García. “Si tienes 200 litros en el depósito son más de 200 euros los que te limpian”, añade.

El asturiano Marcos Alonso, que habitualmente transporta “frutas de todo tipo”, tampoco ha sufrido nunca robos en el polígono del Espíritu Santo, aunque sí conoce a alguna víctima. “Claro que hay robos. Si no andas con cuidado te marchan hasta con las ruedas. Tengo bastantes compañeros que han tenido problemas y que se han quedado sin gasóleo en varias ocasiones por dejar aquí el camión. No es seguro”, subraya.

Fuente: lne.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados