Un 'youtuber' rocía con gas pimienta a un repartidor de pizzas en una de sus "bromas" - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Un ‘youtuber’ rocía con gas pimienta a un repartidor de pizzas en una de sus “bromas”

El ‘youtuber’ español Abel García ha seguido los pasos de otros canales de “bromas” como el de Mr.GranBomba y Reset y se ha convertido en el centro de la polémica de las redes sociales tras rociar un gas lacrimógeno de defensa personal a un repartidor de pizzas.

“Viene para arriba el pizzero y mirad la sorpresita que le tengo preparada”, con esta frase, Abel García anuncia la “broma” que le tiene preparada al repartidor de pizzas: un pequeño bote rojo en el que se puede leer “defensa personal”. Tras la llegada del repartidor a la vivienda, una cámara oculta en el descansillo capta en el momento en el que toca el timbre, el joven abre la puerta y le explica al repartidor que tiene que volver a entrar en casa a buscar el dinero para pagar la comida.

El ‘youtuber’ español Abel García ha seguido los pasos de otros canales de “bromas” como el de Mr.GranBomba y Reset y se ha convertido en el centro de la polémica de las redes sociales tras rociar un gas lacrimógeno de defensa personal a un repartidor de pizzas.
MÁS INFORMACIÓN
Imputado el youtuber que dio galletas con pasta de dientes a un indigente
Un joven agrede al youtuber GranBomba por llamarle “cara anchoa”
Un youtuber se burla de un indigente dándole galletas con pasta de dientes

“Viene para arriba el pizzero y mirad la sorpresita que le tengo preparada”, con esta frase, Abel García anuncia la “broma” que le tiene preparada al repartidor de pizzas: un pequeño bote rojo en el que se puede leer “defensa personal”. Tras la llegada del repartidor a la vivienda, una cámara oculta en el descansillo capta en el momento en el que toca el timbre, el joven abre la puerta y le explica al repartidor que tiene que volver a entrar en casa a buscar el dinero para pagar la comida.

Los efectos del gas pimienta
Una vez en casa, el ‘youtuber’ opta por rociar la pizza con el gas pimienta, altamente incapacitante e irritante, mientras el repartidor espera en el rellano. A continuación, Abel García le dice al repartidor que algo le pasa a la comida, abriendo la caja hacia el trabajador. De forma inmediata, el espray de pimienta hace su efecto y el repartidor reacciona como si le irritara. Tras intentar liberarse del gas lacrimógeno, el repartidor golpea la pizza, provocando así que el gas también afecte al ‘youtuber’, quien se queja posteriormente de una irritación ocular.
Entre las especificaciones técnicas del espray que el joven utiliza en su broma aparecen algunas como “gran irritación en los ojos, gran irritación en la boca, imposibilidad de ver con agilidad, cierre de los ojos de manera involuntaria, dilatación de las pupilas y gran abundancia lagrimal”, entre otras. Al mismo tiempo, el prospecto advierte que el espray puede “ocasionar sensación de mareo, náuseas y vómitos” y provocar una “reacción de pánico y dificultad en la respiración”.
YouTube ha borrado su vídeo
En un nuevo vídeo en su canal, Abel García explica que YouTube ha eliminado su vídeo. “Me han borrado el vídeo del canal porque según ellos violaba las normas de Youtube pero la verdad es que me da igual. Os dejo el vídeo de nuevo en otro canal”.


De hecho, el joven muestra en su cuenta de Twitter una captura de WhatsApp en el que su padre reacciona al vídeo. Mientras que su padre le explica que algún día le van “a dar para el pelo”, Abel García asegura que “siempre hay una vez para todo”, entre risas.

Mientras tanto, el ‘youtuber’ Reset, quien dio galletas con pasta de dientes a un indigente, ha sido imputado por su acción, que fue denunciada por la Guardia Urbana de Barcelona por humillar a un indigente. En lo que respecta a Mr.Granbomba, el alicantino pidió perdón y eliminó tanto su cuenta de Twitter como la de YouTube, que fue vendida a marca Hawkers. No obstante, el repartidor tomará acciones legales contra él.

Fuente original: cadenaser.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados