Los transportistas piden una rebaja del 80% para usar la AP-68 - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Los transportistas piden una rebaja del 80% para usar la AP-68

El presidente de la Asociación de Transporte de La Rioja (ATRADIS), Santiago Gutiérrez, ha abogado hoy por ofrecer a los transportistas precios “interesantes” para utilizar la AP-68, con una rebaja que alcance el ochenta por ciento, porque “entonces no habrá que obligarles”.

En rueda de prensa, Gutiérrez ha explicado que la rebaja que propuso el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, del cincuenta por ciento del peaje para los camiones “ya existe” desde el año 2014, “tal y como se refleja en la página web del Gobierno”. Ha recordado que el tramo Agoncillo-Navarrete es gratuito y ha estimado que, con los descuentos actuales, se supera lo dicho por el ministro y “entre Logroño y Haro el descuento puede alcanzar entre el 63 y el setenta por ciento”.

Una rebaja que se ha hecho insuficiente para desviar el suficiente tráfico de vehículos pesados a la utopista, y ante la que ha creído que el Gobierno central debería sumar hasta alcanzar el ochenta por ciento, también con la implicación de la empresa concesionaria. Gutiérrez ha rechazado que se “obligue” a los camiones a utilizar la autopista y ha apuntado al hecho de que “si los descuentos son lo suficientemente interesantes no hará falta obligarles” porque “los transportistas no son tontos”. A su juicio, una cifra “interesante” sería alcanzar un descuento del ochenta por ciento. Así, si un tramo Alfaro-Haro cuesta 22 euros, con los planes del ministro los transportistas pagarían doce euros, cuando actualmente están pagando ocho. Para Gutiérrez habría que bajar a alrededor de cuatro e, incluso, se ha preguntado por qué reducirlo solo al tramo riojano.

El presidente de Atradis ha apoyado su propuesta en varios puntos. Para empezar, ha creído que los accesos de la AP 68 no están preparados para absorber un gran número de vehículos pesados, por lo que se hace necesario distribuir el tráfico. Además, si los camiones pueden salir “libremente” a la Nacional-232 pueden seguir usando los servicios de taller y restaurantes que, con la obligatoriedad de usar la autopista, sufrirían un descenso de clientela.

Por otro lado, ha creído que si la concesionaria va a multiplicar por cuatro el tráfico también tiene que participar de la bonificación. Gutiérrez ha pedido usar “el sentido de común”. “No queremos ser los malos de la película ni pagar esta medida”, ha dicho. Por eso, ha pedido el apoyo de la sociedad. EUROPA PRESS

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados