CCOO pidió al Gobierno que no aprobara el decreto sobre la estiba y que negocie - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

CCOO pidió al Gobierno que no aprobara el decreto sobre la estiba y que negocie

El sindicato afirma que es falso que la Comisión Europea haya exigido la modificación del régimen laboral en la estiba y cree que el Gobierno pretende despedir a una buena parte de los 6.600 estibadores, a costa de los contribuyentes, y precarizar las condiciones de los demás.

CCOO y los demás sindicatos con implantación entre los estibadores —UGT, Coordinadora, CIG y CGT— han convocado huelga los días 20, 22 y 24 de febrero, que paralizarán los trabajos de estiba en todos los puertos españoles. La razón de esta huelga es el propósito del Gobierno, del que informó el ministro de Fomento a los sindicatos el pasado 2 de febrero, de aprobar de inmediato un real decreto en el Consejo de Ministros, para ser convalidado en las Cortes, que eliminaría radicalmente todos los derechos de los trabajadores, conquistados a lo largo de muchos años de luchas y esfuerzo.

CCOO afirma que “con la amenaza de este real decreto, el Gobierno ha saboteado conscientemente los pactos alcanzados en las últimas semanas entre sindicatos y patronal, a través de unas negociaciones en las que el Gobierno no quiso participar, pero que sí impulsó y de cuyo desarrollo siempre estuvo perfectamente informado. De este torpedeo ha surgido el que, en primer lugar, ANESCO se echase atrás en las negociaciones. Más tarde apoyara tibiamente al Gobierno y, por fin, que se divida. División expresada en que ya Maersk, TTIA y Grimaldi se hayan comprometido públicamente a apoyar los acuerdos alcanzados con las organizaciones sindicales”.

El sindicato critica que ni siquiera les hayan entregado el texto del real decreto anunciado, pero creen que de las explicaciones del ministro se desprende que desea despedir a una buena parte de los aproximadamente 6.600 estibadores que hay en la actualidad. “Y despedirlos a costa de las y los contribuyentes españoles. Al mismo tiempo convertiría en una nueva especie de precarios a los demás. Esto es lo que significa la negativa gubernamental a mantener un registro, que además es obligatorio según el artículo 3 del Convenio 137 de la OIT, ratificado por España hace 42 años, y que es la única garantía de cualificación y profesionalidad del trabajo de la estiba”.

“El único razonamiento del Gobierno para este descabellado proyecto es que lo exige la Comisión Europea. Pero esto también es falso. La sentencia del Tribunal de Luxemburgo, de diciembre del 2014, sólo dice que hay dos pequeños puntos en la legislación española que contravienen el artículo 49 del Tratado de Lisboa. Es verdad que la Comisión Europea, ya desde sus primeros dictámenes del 2009, rechazaba muchas más cosas, pero ninguno de sus documentos, todos conocidos por nosotros, pedía la eliminación del Convenio 137 de la OIT. Además el Gobierno tampoco ha sido capaz de mostrar ningún nuevo documento de la Comisión en el que se rechacen los acuerdos alcanzados en España y saboteados por el propio Gobierno. Es más, cuando el Gobierno habla de los 134.000 euros diarios con los que podemos ser multados de no hacer nada, debería hacer cuentas y así averiguaría que tendrían que pasar 8 años y 2 meses para alcanzar los 400 millones de euros que el Gobierno dice que nos costará a todos los contribuyentes la precarización del trabajo de la estiba”.

El pasado 8 de febrero, CCOO pidió al Gobierno que no aprobara este pasado viernes el real decreto y que reabriera la negociación, con la participación del propio Gobierno. Pronto se sabrá si se acepta esto o no. “De no ser así, los últimos 31 años de paz social en la estiba —desde el decreto de 1986, que sí fue consensuado—, que han permitido que los puertos españoles ganaran una importante cuota de mercado en los tráficos mundiales, habrán llegado a su fin. Con las armas que la ley da, pero con todas ellas, los estibadores defenderán sus derechos y un trabajo digno, en unas huelgas que empezarán el 20 de febrero y que pueden extenderse mucho en el tiempo”.

En esta lucha, como siempre, CCOO estará en primera fila defendiendo a los estibadores y la extensión de su ejemplo y derechos a todas las trabajadoras y trabajadores. Como es la obligación del sindicalismo confederal y de clase. Y no estaremos solos, pues los compañeros y compañeras de las organizaciones internacionales a las que pertenecemos, ITF y ETF, ya han mostrado su disposición a solidarizarse con nosotros.

Fuente: fsc.ccoo.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados