Ya se puede circular por la A-30 y A-31 a su paso por Albacete - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Ya se puede circular por la A-30 y A-31 a su paso por Albacete

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, ha levantado la recomendación realizada este jueves por la tarde de no circular por las autovías A-30 (Albacete-Murcia) y A-31 (La Roda-Alicante) a su paso por la provincia de Albacete debido al complicado estado que presentaban las mismas provocado por las intensas nevadas.

La Delegación del Gobierno recomienda, mediante un comunicado, que cuando se inicie un viaje se consulte con Dirección General de Tráfico o Guardia Civil y recuerda la importancia de circular con máxima precaución así como seguir las recomendaciones de Protección Civil y Emergencias. La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, activó en la noche de este jueves la fase de emergencia en la provincia, en base a las inclemencias del tiempo y a las condiciones climatológicas adversas que se vienen produciendo en Albacete en forma de nevadas y bajas temperaturas.

Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables. Aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones. Si es imprescindible viajar por carretera, los viajeros deben llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo. Se deben informar de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.

Además, se recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina. Es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil. En el caso de que algún viajero quede atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no debe intentar resolver la situación por sí mismo, hay que tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia. EUROPA PRESS.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados