La Policía Foral localiza y denuncia dispositivos en camiones que anulan el consumo de AdBlue - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

La Policía Foral localiza y denuncia dispositivos en camiones que anulan el consumo de AdBlue

Se trata de un aparato que manipula el ordenador de abordo en cuanto al consumo de AdBlue. Agentes del Grupo de Transportes de Tráfico de la Policía Foral han denunciado recientemente a un camionero búlgaro por utilizar un dispositivo que impide el correcto funcionamiento de la emisión de gases contaminantes.

En un control de pesaje en Zozaia, N121 (Pamplona-Francia por Behobia), la patrulla descubrió en un puerto USB del camión un aparato electrónico que manipula el ordenador de abordo, de tal forma que no reduce los gases contaminantes que emite el vehículo, tal y como señala la normativa. La conexión del aparato al sistema electrónico de admisión de combustible indica que utiliza AdBlue (líquido aditivo que disuelve con una mezcla de urea y agua las partículas dañinas que contienen los humos), cuando en realidad no lo hace, ha explicado en un comunicado la Policía Foral.

A raíz de esta intervención se inició una campaña de vigilancia de los sistemas de control de los gases de los vehículos pesados, en la que se han descubierto más casos de emisiones contaminantes manipulando el sistema con estos dispositivos electrónicos. En todos los casos detectados se han iniciado expedientes sancionadores por una infracción grave a la normativa medioambiental y también en materia del Reglamento General de Vehículos, por reforma de importancia en el sistema de admisión del combustible.

El control de emisión de gases se implantó en la Comunidad Europea tras el Protocolo de Kioto, con el fin de reducir la emisión a la atmósfera de óxidos de nitrógeno por parte de los motores diesel. Se consigue utilizando un líquido reactivo químico (AdBlue) que limita la emisión a la atmosfera de óxidos de nitrógeno perjudiciales para la salud.

La utilización del AdBlue en vehículos pesados se hizo imperativa, estableciendo la normativa la obligación de incorporar sistemas que no permitan el arranque del motor si el vehículo no dispone del aditivo. Actualmente también existen turismos que están incorporando a sus motores esta obligación anti contaminante. Para el transportista no utilizar AdBlue supone un ahorro económico, pero a costa de emitir una mayor toxicidad de gases a la atmosfera que la permitida por la norma EURO IV (camión verde más seguro).

Aunque la Policía Foral conocía esta práctica prohibida se trata de una actuación policial pionera, y a la vez preocupante, en Navarra. Debido a la facilidad de adquirir estos dispositivos en Internet, a partir de 14 euros, su uso se está incrementando entre transportistas. Por eso se informa que las patrullas del Grupo de Transportes continuarán vigilando y sancionando por constituir un fraude que se traduce en mayores cotas de contaminación a la atmósfera por gases no tratados correctamente. EUROPA PRESS.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados