Interceptan a dos camioneros supuestamente bajo los efectos de las drogas - Diario de Transporte
120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Interceptan a dos camioneros supuestamente bajo los efectos de las drogas

Agentes del Equipo de Controles de la Policía Local de Elche han detectado en la campaña de verano a dos conductores de camiones de gran tonelaje que presuntamente circulaban bajo los efectos de las drogas y han interceptado otro vehículo con el tacógrafo supuestamente manipulado.

Según un comunicado del consistorio, uno de los camioneros, que conducía un vehículo de la marca Man, de 12.000 kilos, fue interceptado en la Avenida de Jubalcoy “y dio positivo por cocaína y opáceos en el control realizado por la Policía, por lo que se instruyeron diligencias y el camión fue llevado al depósito municipal”. También se intervino la documentación del vehículo.

Por otra parte, en la calle Historiador Quiles Batllorí, de Torrellano, en colaboración con la Policía Nacional, se sometió a los controles al conductor de un camión Mercedes, de 13.500 kilos, que transportaba cajas de calzado. El vehículo fue inmovilizado al dar positivo el camionero y la documentación, interceptada, dice la nota de prensa. Los agentes advirtieron a los dueños de las empresas a las que pertenecen los camiones de la necesidad de tomar medidas por el alto peligro que supone conducir vehículos de gran tonelaje bajo los efectos de las drogas.

Agentes del Equipo de Controles también detectaron durante esta campaña un camión con el tacógrafo supuestamente manipulado cuando prestaban servicio en la Avenida de Crevillente, de Elche, sobre las 17.30 horas. Los policías comprobaron que el aparato se encontraba en “actividad de descanso” desde las 13.50 horas, según el comunicado. Al ser interrogado, “el conductor señaló que venía de San Pedro del Pinatar (Murcia) de realizar una limpieza del vehículo, un camión cisterna, después de transportar una mercancía peligrosa”, dice la nota de prensa.

Señala que “también reconoció que había puesto un imán en el sensor de impulsos, lo cual aclaraba el anormal funcionamiento del tacógrafo”, según ha informado EFE. El vehículo no solo presentaba esta anomalía, sino que el velocímetro estaba anulado y el cuadro de mandos tenía activados los testigos luminosos del ABS y pastillas de freno y de peligro, añade el comunicado.

Fuente: diarioinformacion.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados